martes, 16 de octubre de 2018

Madalenas esponjosas con un toque de limón

Unas de mis madalenas preferidas sin duda. El toque justo de limón y el aroma que desprenden al cortarlas entre los dedos es algo a lo que no me puedo resistir. Es una receta básica en mi cocina porque recurro a ella continuamente, ses la receta típica de  madalenas de toda la vida.



Madalenas con sabor a limón


Ingredientes:



- 5 huevos
- 350 g de harina
- 250 g de mantequilla a temperatura ambiente
- 1 sobre de levadura en polvo
- 2 cucharadas de zumo de limón
- ralladura de un limón
- pepitas de chocolate ( opcional )



Preparación:



Precalentamos el horno a 180°C con calor arriba y abajo y aire si es posible.
En un bol amplio batimos los huevos con el azúcar hasta que blanqueen. Añadimos la mantequilla, el zumo de limón y la ralladura - sólo la parte amarilla -  Por último ponemos la harina tamizada con la levadura.
Rellenamos unas cápsulas de papel aptas para madalenas dejando la tercera parte de su capacidad libre porque en el horno crecen bastante. Ponemos por encima unas pepitas de chocolate y metemos en el horno entre diez y quince minutos.
Dejamos enfriar sobre una rejilla.


Curiosidades:


No sé si vosotros lo habréis notado alguna vez, cuando  como un trozo de bizcocho o una madalena que no es casera (en mi panadería habitual tienen por costumbre regalarlas cuando compras el pan)  tengo una sensación de plenitud en el estómago como si me hubiese comido una plancha de bizcocho entera, además me vienen sabores artificiales a la boca que no me resultan nada agradables. Nada de esto me ocurre cuando preparo yo misma los bizcochos. esto me confirma lo importante que es preparar nosotros mismos lo que comemos, tanto dulces como salados, y no es otra cosa más que los ingredientes que utilizamos, totalmente naturales, sin aromatizantes, grasas poco recomendables y saborizantes que los convierten en nada saludables. 


Si te ha gustado esta entrada, te invito a suscribirte por correo electrónico para recibir todas las novedades del blog en tu bandeja de entrada