miércoles, 11 de julio de 2018

Carpaccio de ternera con zumo de lima

Continuamos con los platos veraniegos y ahora que está apretando el calor y no apetece nada acercarse a los fogones vamos a preparar un plato de ternera fresquito que seguro os va a encantar.

Carpaccio de ternera con zumo de lima


Ingredientes:



- 4 filetes de solomillo o  rabadilla o cadera de ternera gallega
- la ralladura y el zumo de una lima
- 150 g de queso curado
- un puñado de alcaparras (opcional)
- aceite de oliva virgen extra
- sal y pimienta
- brotes tiernos variados




Preparación:



Lo primero y más importante que necesitamos para la elaboración de esta receta son unos filetes muy finos, muy limpios (sin nada de grasa ni nervios) y muy tiernos de ternera. En la carnicería pedimos que nos hagan unos filetes lo más delgados posible que en casa vamos a hacerlos más finos todavía. Ponemos cada uno de los filetes entre dos trozos de papel film y lo vamos estirando con la parte ancha de un cuchillo con cuidado de no romperlo. 
Hacemos una emulsión  mezclando el zumo de lima con el aceite, un poco de sal y un toque de pimienta. 
Retiramos el papel film de los filetes y colocamos un filete en cada plato. Pincelamos la superficie de la carne con parte del aliño que hemos.preparado, esparcimos unas alcaparras por encima, la ralladura de lima (sólo la parte verde) y unas virutas de queso. 
Rematamos el plato con un puñado de brotes tiernos al que añadimos el resto del aliño y un toque de pimienta.




Curiosidades:



Para que esta receta sea todo un éxito necesitamos que la pieza de ternera sea muy tierna por ello debemos elegir alguna parte noble como es  el solomillo o, como ya os he apuntado, la parte de la cadera que a mí también me ha dado muy buenos resultados. Como éste es un plato que puede servir perfectamente para cualquier celebración, merece la pena utilizar las mejores piezas. En casa nos gusta mucho el frescor que le aporta al plato la lima, además al ser un ácido contribuye a que la carne se haga un poquito y así guste más a los que no son tan aficionados a comer carne en crudo. Si lo preferís podéis sustituirlo por cualquier tipo de vinagre que os guste. 
Para esta receta me he decantado por IGP Ternera Gallega abarca exclusivamente terneros nacidos, criados y sacrificados en Galicia procedentes de razas autóctonas y sus cruces. Con un control integral que abarca desde el nacimiento hasta los puntos de venta garantizando una carne de la mejor calidad.





Si te ha gustado esta entrada, te invito a suscribirte por correo electrónico para recibir todas las novedades del blog en tu bandeja de entrada.