martes, 23 de agosto de 2016

Ensalada de patata alemana. Kartoffelsalat

Continuando con los platos fríos como no podía ser de otra manera con los calores que nos agobian, os propongo esta ensalada alemana o kartoffelsalat – literalmente ensalada de patata en alemán - que espero que os guste y forme a pasar parte de vuestro recetario de verano.

Ensalada de patata alemana

Ingredientes:


  • 1 paquete de salchichas alemanas escaldadas
  • 4 patatas
  • 1 frasco de pepinilos en vinagre
  • salsa de mostaza
    Para la salsa de mostaza:
  • 3 cucharadas de mayonesa
  • 1 cucharada de mostaza
  • pimienta negra
Ensalada de patata alemana


Preparación:


Pelamos las patatas, las cortamos en trozos generosos y las cocemos en agua hirviendo con un puñado de sal hasta que estén tiernas. En cuanto las podamos pinchar las retiramos del fuego, no nos interesa que se cuezan demasiado para que que no se deshagan. Escurrimos las patatas y dejamos que se enfríen.
Cortamos las salchichas en rodajas de medio centímetro de espesor, como ya vienen escaldadas no necesitan ningún proceso de cocinado a mayores. Escurrimos la salmuera de los pepinillos, si son grandes los cortamos en rodajas, en mi caso son pequeños y sólo he necesitado partirlos por la mitad. Mezclamos las salchichas con los pepinillos.
Elaboramos la salsa de mostaza con la mayonesa, la mostaza y el golpe de pimienta negra recién molida. Las cantidades que os doy son orientativas, podéis ir probando e ir modificándolas a vuestro gusto. Integramos la salsa con la mezcla de los pepinillos y las salchichas y por último ponemos las patatas que habíamos reservado. Damos unas vueltas y dejamos enfriar en el frigorífico hasta la hora de servir. Opcionalmente podemos lavar unas hojas de lechuga que aliñamos con aceite, vinagre y sal como acompañamiento a la ensalada de patata.

Ensalada de patata alemana


Curiosidades:

Esta receta es muy práctica en verano porque nos permite prepararla con anterioridad y casi no precisa cocinado. Suele ser del gusto de los más pequeños de la casa, en el caso de que la vayan a consumir los niños prescindiremos de añadirle coñac a la salsa rosa.
Las salchichas que suelo emplear para la elaboración de esta receta son salchichas escaldadas blancas, en concreto se llaman Rostbratwurst. Vosotros podéis utilizar las que más os gusten.

Es una ensalada ideal para llevar en tupper y, a pesar de ser una ensalada, es muy contundente y un buen plato seguro que os dejará más que satisfechos.

Si te ha gustado esta entrada, te invito a suscribirte por correo electrónico para recibir todas las novedades del blog en tu bandeja de entrada.
---