jueves, 21 de febrero de 2019

Salsa roquefort. Una salsa para realzar tus platos

El  Roquefort, un queso francés inconfundible por las manchas de color verde originadas por hongos, es uno de los quesos más caros del mundo. Se obtiene de la leche coagulada de oveja y es denominación de origen desde el año 1925. Aunque está buenísimo untado en una rebanada de pan, con él se elabora una salsa muy rica y muy versátil.


Salsa roquefort. Una salsa para  realzar tus platos





Ingredientes:


- 150 g de queso roquefort 
- 200 ml de nata 
- 1 cucharada de mantequilla
- pimienta negra


Preparación:


Ponemos a calentar a fuego medio la mantequilla en una sartén. Cuando se derrita añadimos el queso desmenuzado y la pimienta. Bajamos el fuego. Removemos con una cuchara hasta que el queso se deshaga por completo, en este momento echamos la nata y continuamos removiendo durante unos cinco minutos para que la salsa tome cuerpo y espese. Cuando tengamos la textura deseada ya estará lista. Si la queremos más espesa sólo tenemos que dejarla unos minutos más al fuego. 


Curiosidades:


La base de esta salsa es el queso roquefort, un queso de olor y sabor fuertes.  Es un queso desagradable para muchas personas pero muy apreciado por otras. En preparaciones culinarias como esta salsa su sabor queda mitigado por la mantequilla y la nata resultando mucho más suave aunque también intenso. 
Esta salsa es muy útil en la cocina. Se utiliza para múltiples preparaciones, para acompañar carnes a la brasa o a la plancha, como aderezo de ensaladas, para elaborar canapés, pizzas... 


Si te ha gustado esta entrada, te invito a suscribirte por correo electrónico para recibir todas las novedades del blog en tu bandeja de entrada.
---