viernes, 12 de julio de 2019

Timbal de atún y tomate. Una receta rápida en frío para sobrellevar el calor

En cocina un timbal no es más que una manera de presentar un plato, concretamente en forma de cono o de pirámide. Se colocan los alimentos siguiendo un orden en un molde o en un aro de emplatar. Lo más importante es que la materia prima sea de calidad, un buen tomate (yo he utilizado tomate del Raf) y una buena conserva de atún en aceite de oliva.

Timbal de atún y tomate

Ingredientes:

- 1 lata de atún grande en aceite de oliva
- 2 tomates
- el zumo de medio limón
- sal y pimienta

Para la salsa tártara:

- 1 cucharada de mayonesa
- 4 pepinillos en vinagre
- 6 alcaparras
- una rama de perejil


Para la salsa de soja:

- 1 cucharada de salsa de soja
- 1 cucharada de aceite de oliva
- 1 cucharada de postre de mostaza de Dijon

Timbal de atún y tomate

Preparación:


Comenzamos cortando los tomates en dados pequeños que ponemos a escurrir en un colador mientras preparamos el resto de ingredientes.
Para la salsa tártara picamos los pepinillos y las alcaparras y los mezclamos con la mayonesa. Hacemos una emulsión con el aceite y la salsa de soja batiendo con unas varillas, a continuación añadimos la mostaza.
Retiramos el aceite del bonito y lo mezclamos con la salsa tártara. 
Aliñamos el tomate con el zumo de limón, sal y pimienta. 
Emplatamos con un aro de emplatar. Ponemos un par de cucharadas de tomate en el fondo del aro y presionamos bien. Retiramos el jugó de tomate que se desprende sin retirar el aro. Sobre el tomate ponemos otras dos cucharadas de atún y volvemos a presionar. Quitamos el aro con cuidado y acompañamos con la salsa de soja. 

Timbal de atún y tomate


Curiosidades:


Este es un plato típico de la cocina mediterránea muy saludable. El tomate, principal ingrediente de esta receta, es una verdura muy beneficiosa para la salud. Contiene licopeno, un pigmento  que le da ese color rojo característico al tomate y que le confiere propiedades antioxidantes reduciendo los radicales libres responsables del envejecimiento celular, de enfermedades cardiovasculares y de algunos tipos de cáncer. Posee fibra, vitaminas y minerales muy interesantes como el potasio, yodo o el zinc que no se pierden ya que en esta receta el tomate no precisa cocinado.
El atún en conserva es un alimento proteico muy rico en yodo coadyudante del metabolismo, vitamina B3 que ayuda a reducir el colesterol y vitamina E, potente antioxidante.
Si te apetece saber más acerca de las propiedades nutricionales del tomate puedes pinchar en el siguiente enlace: Descubre por qué el tomate no debe faltar en nuestra dieta.


Si te ha gustado esta entrada, te invito a suscribirte por correo electrónico para recibir todas las novedades del blog en tu bandeja de entrada.
---

No hay comentarios:

Publicar un comentario