viernes, 16 de agosto de 2019

Si sigues estos cinco consejos podrás prevenir la mayor parte de las toxiinfecciones alimentarias

Las toxiinfecciones alimentarias son aquellas enfermedades provocadas por el consumo de alimentos en malas condiciones, bien contaminados por bacterias, virus o parásitos o por sus toxinas.


En verano las toxiinfecciones alimentarias se incrementan notablemente. Estos microorganismos prefieren las temperaturas elevadas - el cuerpo humano con una temperatura media entre 36 y 37 grados centígrados es ideal para su crecimiento - La OMS advierte que en nuestro país las enfermedades relacionadas con la alimentación afectan a una de cada diez personas y si se trata de niños menores de cinco años estas  enfermedades pueden llegar a ser mortales. En  España se registran alrededor de 400 casos al año.


Una correcta manipulación de los alimentos así como una adecuada conservación de los mismos garantizan la higiene y previenen las intoxicaciones provocadas por el consumo de alimentos en mal estado.
  Las intoxicaciones alimentarias se pueden evitar fácilmente siguiendo unas normas básicas:
1- Consumir exclusivamente agua potable, incluso para cocinar y para hacer hielos en casa
2- Lavar concienzudamente las frutas y las verduras que vayas a consumir crudas. Sobre todo aquellas que vayamos a tomar con piel
3- No interrumpir la cadena del frío. Comprar siempre por orden: los productos no perecederos en primer lugar y dejar para el final los alimentos frescos y por último los congelados, estos últimos deberán transportarse en bolsas para el frío y al llegar a casa deberán ser refrigerados cuanto antes. Si algún alimento ha sido descongelado nunca se volverá a congelar 
4- No consumir un alimento que haya sobrepasado la fecha de caducidad. En este sentido no podemos confundir "fecha de caducidad" - nunca se debe consumir un producto que después de su fecha de caducidad ya que puede ser tóxico- y " fecha de consumo preferente" - en este caso el alimento sólo pierde algunas características organolépticas pero su consumo no es nocivo para la salud- Pinchando en este enlace podéis ver más información: Fecha de caducidad o consumo preferente
5- Rechazar los envases con deformaciones, abombados u oxidados. Evitar alimentos con mal olor o aspecto desagradable teniendo especial cuidado con los huevos que no deben estar ni rotos ni sucios.


Fuente: Ainia
Si te ha gustado esta entrada, te invito a suscribirte por correo electrónico para recibir todas las novedades del blog en tu bandeja de entrada

1 comentario: