martes, 4 de febrero de 2014

Huevos rellenos de jamón con salsa de tomate

Es una costumbre en mi familia que el día de tu cumpleaños elijas tu menú favorito. En esta ocasión le ha tocado a mi hermano y le he preparado estos huevos rellenos receta de mi madre.
Son sencillos de preparar y con ingredientes que todos solemos tener en casa. Una receta para echar mano en cualquier ocasión, incluso si tenéis invitados no vais a quedar nada mal, con la ventaja añadida de ser muy económicos y consistentes.



Ingredientes (para cuatro personas):


- 4 huevos
- media cebolla

- 150g de jamón serrano

- 3 cucharadas colmadas de harina
- 375ml de leche
- sal
- pan rallado, huevos y harina ( para rebozar los huevos)
- aceite de oliva
- salsa de tomate para acompañar


Preparación:


Ponemos los huevos a cocer en un cazo cubiertos de agua durante diez minutos desde que rompen a hervir. Pasado este tiempo los refrescamos en agua fría, pelamos y partimos a la mitad longitudinalmente. Retiramos las yemas y las deshacemos con un tenedor. Reservamos.


Picamos la cebolla muy fina y el jamón en trocitos pequeños. En una sartén antiadherente ponemos dos cucharadas de aceite y freímos la cebolla hasta que quede transparente,  añadimos el jamón, las yemas de huevo que teníamos reservadas y las tres cucharadas de harina, damos unas vueltas para pasar la harina con cuidado de que no se nos tueste. Vamos echando la leche poco a poco mientras removemos con una cuchara de madera integrando bien la harina hasta que nos quede una masa. Probamos de sal y añadimos si fuese necesario; dependerá  de la cantidad de sal que tenga el jamón.
Con la ayuda de dos cucharas rellenamos las claras de los huevos, hay que echar bastante cantidad porque la masa es abundante y, eso sí, no esperéis a que se enfríe la masa, tenéis que rellenarlos cuando todavía esté templada. si no endurece y resulta imposible.
Una vez que tenemos los huevos rellenos, los pasamos por harina - aprovechando este momento para darles mejor la forma y que nos queden todos iguales- por huevo y por pan rallado.
Los freímos en abundante aceite, los colocamos sobre un papel absorbente para retirar el exceso de aceite y servimos recién hechos con un poco de salsa de tomate casera. Hoy los he acompañado con unos flanes de arroz blanco, pero también les queda muy bien unas patatas cocidas o en puré.










Curiosidades:


Estos huevos rellenos son un segundo plato estupendo que podéis preparar con antelación, los dejáis rebozados en la nevera y sólo tenéis que freírlos en el momento.
El huevo es un alimento muy nutritivo, posee proteínas, vitaminas, minerales, aminoácidos esenciales y ácidos grasos monoinsaturados y poliinsaturados beneficiosos para nuestro organismo.
La calidad de los huevos es independiente del color de la cáscara.
Si la cáscara del huevo está muy sucia y necesitas lavarlo hazlo siempre justo antes de cocinarlo para evitar contaminarlo.



Si te ha gustado esta entrada, te invito a suscribirte por correo electrónico para recibir todas las novedades del blog en tu bandeja de entrada.
---

No hay comentarios:

Publicar un comentario