Hoy os traigo una receta de pasta un poco diferente de lo habitual: fideos chinos. Son distintos tanto por su sabor como por su textura más fina y delicada. Se pueden preparar de múltiples formas, yo los he preparado con pollo y unas verduras. Se trata de variar distintos tipos de pasta y de ingredientes para que la cocina no se convierta en algo rutinario y aburrido y que, con preparaciones sencillas, la hora de la comida sorprenda a los nuestros, seguro que os lo agradecerán.

Ingredientes (para cuatro personas):

– 250g de fideos chinos

– una pechuga de pollo
– un cuarto de cebolla
– medio pimiento verde
– un cuarto de calabacín
– un diente de ajo
– una zanahoria
– cuatro cucharadas de salsa de soja
– dos cucharadas de aceite de oliva
– sal

Preparación:

Lo primero que tenemos que hacer es lo más latoso del plato: picar en trocitos muy pequeños las verduras, la cebolla, el pimiento verde, la zanahoria, el diente de ajo y el calabacín con la parte verde incluída.
En una sartén ponemos a calentar dos cucharadas de aceite de oliva y añadimos la cebolla y el diente de ajo, cuando la cebolla comience a ponerse transparente, echamos el pimiento, la zanahoria, el calabacín y un poco de sal (la sal absorbe el agua de composición de las verduras y hace que se pasen antes). Mientras se hacen las verduras cortamos la pechuga de pollo en dados pequeños. Cuando las verduras estén tiernas  -tardarán unos diez minutos- ponemos en la sartén el pollo troceado, removemos para que se mezclen los ingredientes y dejamos al fuego otros diez minutos. A continuación regamos todo con cuatro cucharadas de salsa de soja, apagamos el fuego y reservamos.
En una olla ponemos dos litros de agua a calentar. cuando rompa a hervir apagamos el fuego y añadimos los fideos chinos, removemos con un tenedor para que se separen unos de otros y dejamos reposar así fuera del fuego durante cuatro minutos.  Pasado este tiempo los escurrimos bien para eliminar el agua y los mezclamos en la sartén con el pollo, las verduras  y la salsa de soja.

Curiosidades:

Los fideos chinos que están preparados con harina de trigo reciben el nombre de mián, los podemos encontrar con o sin huevo. Son diferentes a la pasta occidental ya que se elaboran con sal, de ahí que no se le añada sal al agua de cocción y es una pasta más blanda que se cuece enseguida.
Esta receta es muy completa ya que contiene todos los nutrientes necesarios para una comida equilibrada: carbohidratos aportados por los fideos , proteínas y grasas por el pollo y el aceite de oliva y vitaminas y minerales por las verduras.

7 Comments

  1. Raúl García 2 septiembre 2014 at 22:28

    Unos fideos de lo más apetecibles, me encanta como te han quedado y como se ven, me apunto a un plato 🙂
    Un abrazo!

  2. cocinaros 3 septiembre 2014 at 05:38

    Qué ricos! Me apasiona la cocina oriental! Me zamparía todos tus fideos! Deliciosos!

  3. Las Recetas de Malena 16 septiembre 2014 at 20:11

    Pues ánimo que hay que probar de todo y seguro que os gusta. Estaré encantada de participar en vuestro sorteo. Muchas gracias por la invitación.
    Un besito

  4. Unknown 17 septiembre 2014 at 19:49

    Me encanta como te han quedado, se ven deliciosos, tienen una pinta fabulosa con lo que me gustan a mí, me los comería ahora mismo, con tu permiso tomo nota de la receta, estoy de antojo. Besos.

DEJA UN COMENTARIO