El yogur es un alimento que debe formar parte de alimentación saludable y muy recomendable para todos los grupos de de edad. El yogur es el resultado de la fermentación láctica de la leche pasteurizada por la acción de las bacterias Lactobacillus bulgaricus y Streptococcus thermofilus, no obstante, en el mercado podemos encontrar gran variedad de yogures que nos pueden llevar a confusión a la hora de adquirirlos. Veamos entonces cuáles son las diferencias entre algunos de ellos.

Cúal es el yogur más saludable

Un yogur desnatado es aquel cuyo contenido en materia grasa total es inferior al 1%. Esta es una norma aplicable a todos los alimentos desnatados, desgrasados o 0% materia grasa. El contenido en materia grasa de los yogures enteros es superior al 3,5%. En los yogures desnatados se elimina prácticamente la totalidad de la grasa pudiendo ser inferior a 0,5%. Ahora bien, a pesar de que estos yogures son menos calóricos, su contenido en nutrientes también es menor. La grasa láctea posee nutrientes propios y actúa de vehículo para otros nutrientes como las vitaminas liposolubles A, E y D. Por todo esto es preferible prestar más atención al contenido en azúcares de los yogures que a la cantidad de grasa.

En cuanto a los yogures bífidus la diferencia con los yogures tradicionales es que, aparte de las cepas de bacteria anteriormente citadas Lactobacillus bulgaricus y Streptococcus thermofilus, se les ha añadido una cepa probiótica del grupo de las bifidobacterias. La única propiedad saludable que ha sido demostrada es que la adición de cultivos vivos al yogur mejora la digestión de la la lactosa en personas con problemas para su digestión.

Cúal es el yogur más saludable

Los yogures ecológicos provienen de animales alimentados de forma ecológica, libres y sin estrés. Pueden variar su sabor y sus características organolépticas con respecto a los yogures tradicionales, pero nutricionalmente no tienen ninguna ventaja con respecto a ellos.

En cuanto a los yogures con frutas o cereales añadidos, la cantidad de los mismos es ínfima y sólo aporta una extra de azúcares al yogur. Si te gustan los yogures de este tipo lo ideal es que añadas la fruta que prefieras a un yogur natural sin más.

Los lácteos en general deben formar parte de nuestra dieta: son fuente importante de calcio y de otros minerales como magnesio, potasio y zinc y de vitaminas del grupo B (B1, B2, B3, B&, B9 y B12), A y D; proteínas de elevada calidad; son de baja densidad energética; bajo contenido en sodio y elevada concentración en ácidos linoleicos.

Leer detalladamente el etiquetado nutricional y el listado de ingredientes es la mejor herramienta para cerciorarnos de que el yogur no contenga azúcares añadidos o similares como la melaza, concentrado de fruta o jarabe de fructosa. No obstante, podemos afirmar que el yogur natural es el mejor para una dieta equilibrada y que cuanto menos azúcares contenga un yogur será más saludable.

(Fuente: SEEN)

DEJA UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *