viernes, 10 de mayo de 2019

Tarta de crema con frutas de temporada. Una receta sin desperdicios

Os acordáis de esa frase de que la comida entra por los ojos, pues esta tarta es el mejor ejemplo. Os aseguro que incluso a aquellos miembros de la familia más reacios a comer fruta les va a costar resistirse a un trocito de esta tarta tan vistosa y más que apetecible.

Tarta de crema con frutas de temporada

Ingredientes:


Tarta de crema con frutas de temporada Para la masa quebrada:

- 300 g de harina
- 200 g de mantequilla
- 100 g de azúcar

Para la crema pastelera:

- medio litro de leche
- 100 g de azúcar
- 50 g de harina de maíz
- 2 yemas
- unas gotas de esencia de vainilla

Frutas de temporada
Mantequilla para el molde


Preparación:


Comenzamos preparando la masa. Mezclamos la harina con el azúcar y con la mantequilla en pomada que habremos sacado del frigorífico con antelación o si no, también podemos ablandarla  unos segundos en el microondas . Amasamos hasta que se integren todos los ingredientes. Colocamos la masa en el molde que previamente hemos untado con mantequilla. Retiramos la masa sobrante cortándola con un cuchillo o presionando los bordes con la ayuda de un rodillo. Horneamos a 180ªC con calor arriba y abajo durante quince minutos.
Para elaborar  la crema pastelera ponemos a calentar en un cazo la leche -reservando media taza- con el azúcar y la esencia de vainilla. En un cuenco desleímos la harina de maíz con la leche que habíamos reservado, cuando esté totalmente disuelta y sin grumos añadimos las yemas. Incorporamos la mezcla de maicena a la leche que tenemos calentando en el cazo y removemos hasta que espese. Dejamos enfriar.
Mientras se enfría la crema pastelera, pelamos las frutas que vamos a utilizar - kiwis, plátanos, mandarinas, uvas negras y blancas, melocotones, fresas...-  y si hace falta las cortamos en rodajas. Si utilizamos uvas tenemos que retirarles la piel y las pepitas.
Extendemos la crema pastelera en el molde con la masa quebrada alisando bien toda la superficie. Colocamos las frutas por encima hasta cubrir la tarta  y refrigeramos hasta el momento de servir.

Tarta de crema con frutas de temporada

Curiosidades:


Una tarta siempre es una tarta, es decir, muchas calorías y grasas poco recomendables,  pero si esa tarta va decorada con unas cuantas piezas de fruta, entonces se convierte en un postre mucho más saludable ya que  el aporte de vitaminas, minerales y fibra es muy considerable. Si además utilizáis fruta fresca de temporada mejor que mejor, ya que el contenido en nutrientes es muy superior y el sabor es incomparable.


Si te ha gustado esta entrada, te invito a suscribirte por correo electrónico para recibir todas las novedades del blog en tu bandeja de entrada.





2 comentarios:

  1. Esta tarta la conozco porque también la preparo en ocasiones y está buenísima. Un capricho dulce que alguna vez nos podemos permitir. Super rica.
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Es muy rica y de postre despues de una comida me gusta mucho besitos

    ResponderEliminar