martes, 21 de noviembre de 2017

Pasteles de hojaldre de Astorga

Los Hojaldres de Astorga son un dulce típico de esta ciudad de León muy apreciados por la textura de su hojaldre bañado con una generosa capa de miel. Puedes ir a Astorga a comprarlos y te das una vuelta por la ciudad -que vale la pena- o puedes hacerlos en casa. Esta es la receta:

Pasteles de hojaldre de Astorga


Ingredientes:

Pasteles de hojaldre de Astorga

- 2 planchas de hojaldre congelado
- 1 huevo
Para el almíbar:
- 1 vaso de agua
- 1 vaso se azúcar
- 4 cucharadas de miel
- un chorrito de limón



Preparación:



Precalentamos el horno a 180° con calor arriba y abajo y aire. Descongelamos las planchas de hojaldre. Si vienen dobladas, como en mi caso, las desplegamos cuando aún no se hayan descongelado del todo ya que si no resulta imposible. Las dejamos tal cual sin estirar. Colocamos una plancha encima se la otra y las cortamos para obtener doce pasteles iguales. Separamos los hojaldres. Perforamos los que van a quedar por encima - yo lo he hecho con la parte ancha de una boquilla de manga pastelera-  Pincelamos con un poco de agua los de la lámina inferior - el agua hará de pegamento- Colocamos los hojaldres que hemos perforado por encima, pincelamos con huevo batido por toda la superficie y horneamos hasta que estén dorados - unos 20 minutos-

Pasteles de hojaldre de Astorga


Mientras se hornean nuestros hojaldres preparamos un almíbar. Ponemos un vazo al fuego con el agua, el azúcar, la miel y unas gotas de limón. Removemos hasta que se disuelvan los ingredientes y dejamos en fuego cinco minutos. Reservamos.
Una vez dorados los holaldres los retiramos del horno, los colocamos sobre una fuente y los bañamos con el almíbar abundantemente. Se tienen que impregnar por todos los lados para que queden muy jugosos. 


Pasteles de hojaldre de Astorga


Curiosidades:


Pocos pasteles pueden resultar tan viciosos como estos hojaldres, cuando los hagáis no vais a poder parar de comerlos. El único defecto que tienen es que no se conservan de un día para otro, el hojaldre se ablanda y ya no es lo mismo. Si os pasa como en casa esto no va a resultar un problema porque no os va a sobrar ninguno.



Si te ha gustado esta entrada, te invito a suscribirte por correo electrónico para recibir todas las novedades del blog en tu bandeja de entrada.

5 comentarios:

  1. Pues a mi hasta blandos me gustan porque los hojaldres con miel sin más, me encantan, éstos de Astorga siempre han sido mis preferidos, pero haber, ¿cómo te comes uno solo? Imposible, están buenísimos.
    Bss

    ResponderEliminar
  2. Mientras podemos o no ir a Astorga prepararlos en casa es un auténtico placer. Como bien dice Lola ¿quién puede comer sólo uno?

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  3. Que buenos ami me gustan mucho , como por ahora no puedo ir Astorga me copio tu receta besitos

    ResponderEliminar
  4. Ains madre como me tientas con lo que me gustan estos hojaldres y la de tiempo que hace que no los preparo ,te han quedado divinisimos no lo siguiente.
    Bicos mil wapisimaa.

    ResponderEliminar
  5. Que ricos en casa nos encantan!!besos

    ResponderEliminar