martes, 29 de abril de 2014

Quiche de panceta y queso

El quiche es una tarta salada que deriva de la cocina francesa: quiche lorraine. Es una mezcla de huevos y nata con verduras, carnes u otros ingredientes con los que se rellena un molde con masa quebrada.
 Como admite distintos ingredientes siempre podéis emplear aquellos que se adapten al gusto de todos e incluso para un día especial la podéis hacer con gambas o rape y quedaréis fenomenal.


Ingredientes:


Para la masa quebrada:


- una taza y media de harina de trigo normal
- 100 g de mantequilla
- un huevo
- sal

Para el relleno:


- una cebolla
- un pimiento verde
- 200 g de panceta
- 200 g de queso
- dos huevos
- 200 ml de nata
- sal y pimienta
- dos cucharadas de aceite de oliva
- un poco de mantequilla para forrar el molde


Preparación:


Comenzamos con la masa quebrada: en un bol ponemos la harina, la mantequilla previamente derretida durante unos segundos en el micrroondas, el huevo y un poco de sal. Amasamos mezclando todos los ingredientes hasta obtener una bola. Envolvemos nuestra bola en papel film y la metemos en la nevera durante media hora.
Pasado este tiempo retiramos de la nevera y forramos con la masa un molde redondo previamente engrasado con mantequilla. Yo he utilizado un molde de cristal de 27 cm. Extendemos la masa por toda la superficie del molde incluídos los bordes ayudándonos con los dedos, no necesitamos un rodillo.
Para el relleno,  picamos la cebolla y el pimiento verde y lo freímos en una sartén. Mientras tanto cortamos la panceta en en dados y añadimos a las verduras pochadas. Cuando la panceta tome un tono dorado apagamos el fuego y echamos el queso en trocitos. Repartimos el relleno sobre el molde forrado con la masa quebrada.
Batimos los dos huevos, mezclamos con la nata y lo echamos sobre la tarta. Metemos en el horno precalentado arriba y abajo a 180 grados durante unos veinte minutos o hasta que al pinchar con una aguja ésta salga limpia.


Curiosidades:


Este plato es de un resultado fantástico y aunque os parezca algo latoso de hacer siempre podéis adelantar algunos pasos. La masa quebrada la dejáis hecha el día anterior envuelta en papel film en la nevera, sólo tenéis que sacarla del frigo un poco antes de ponerla sobre el molde para que no esté tan dura y os resulte más fácil de manejar. También podéis hacer con antelación el relleno y mientras se calienta el horno  batís los huevos con la nata y lo volcáis por encima. Eso sí, debéis hornearla antes de comer porque de un día para otro , aunque se puede comer perfectamente, pierde bastante.
No os pongo ningún tipo de queso, podéis elegir el que más os guste porque os va a quedar igual de bueno.






Si te ha gustado esta entrada, te invito a suscribirte por correo electrónico para recibir todas las novedades del blog en tu bandeja de entrada.
---

1 comentario:

  1. Hola Malena, una pregunta que nada tiene que ver con esta receta. ¿Se pueden congelar los huevos frescos?
    Muchas gracias.

    ResponderEliminar