jueves, 31 de octubre de 2019

Los lácteos y su relevancia para la práctica del deporte

Los lácteos son considerados productos básicos en nutrición. Son alimentos muy completos y equilibrados porque contienen gran variedad de macro y micronutrientes además de poseer propiedades funcionales muy beneficiosas para el organismo. Imprescindibles en una dieta equilibrada y en todas las etapas de la vida, también deben formar parte de la dieta de los deportistas.
La deshidratación es uno de los principales problemas a los que nos enfrentamos a la hora de hacer deporte, no sólo por la perdida de líquidos corporales sino también por la eliminación de electrolitos. La leche contiene minerales que reponen de manera efectiva los electrolitos; las proteínas y las grasas de la leche permiten una reposición gradual del agua y de los electrolitos evitando así la pérdida de los mismos a través de la orina y el sudor.

Los lácteos y su  relevancia para la práctica del deporte

La resistencia de los deportistas depende en gran manera de la calidad y la cantidad de los nutrientes ingeridos. Los azúcares, proteínas y grasas de la leche aumentan las reservas energéticas y la resistencia ante ejercicios intensos. 
Tras la práctica de ejercicio físico disminuyen las reservas de glucógeno de los músculos y se producen roturas de fibras musculares. Los hidratos de carbono entre los que se encuentra la lactosa, reponen el glucógeno. La leche contiene proteínas de asimilación rápida y proteínas de asimilación lenta. Las primeras, estimulan la síntesis proteica en el músculo y las segundas evitan la degradación proteica en el mismo minimizando las roturas fibrilares. Ambos tipos de proteínas son imprescindibles en la práctica de ejercicio de resistencia.

Los lácteos y su  relevancia para la práctica del deporte


Las vitaminas del grupo B presentes en los productos lácteos participan en el metabolismo de los hidratos de carbono, proteínas y lípidos obteniendo la energía imprescindible para la práctica de cualquier deporte.
 Los niveles de calcio oscilan constantemente en nuestro cuerpo, por ello, las pérdidas deben ser repuestas cuanto antes. Con la práctica de ejercicio físico, las pérdidas se incrementan. El calcio además participa en la contracción muscular. Tomando leche el calcio se repone con rapidez ya que la leche contiene mucho calcio, 100 ml de leche aportan 80 mg de calcio.

Los lácteos y su  relevancia para la práctica del deporte


Con el consumo de lácteos, los deportistas tienen garantizada la hidratación, el aporte de energía y electrolitos así como las vitaminas y minerales indispensables para no sufrir lesiones y alcanzar el máximo rendimiento.



Si te ha gustado esta entrada, te invito a suscribirte por correo electrónico para recibir todas las novedades del blog en tu bandeja de entrada.

3 comentarios: