jueves, 3 de enero de 2019

Roscón de Reyes para principiantes. Receta básica

Que no os asusten el número de ingredientes ni los tiempos de levado - siempre podemos echarnos una siestecita o ver un rato la tele mientras esperamos - Este año el roscón de reyes cae de nuestra cuenta y lo vamos a preparar nosotros mismos. Pongámonos con la receta.



Ingredientes:



Para la masa madre:

- 75 g de harina de fuerza
- 8 g de levadura fresca de panadería
- 50 ml de leche
- 1 cucharada de postre de azúcar


Para la masa principal:

- 250 g de harina de fuerza
- 10 g de levadura fresca de panadería
- 50 ml de leche
- 40 g de mantequilla a temperatura ambiente
- 1 huevo
- un poco de ralladura de limón
- unas gotas de agua de azahar (este ingrediente es típico para el roscón, lo venden en Mercadona y con un botecito tenéis para muchos roscones)


Para decorar nuestro roscón:

- frutas en almíbar al gusto
- 1 huevo batido
- almendras laminadas crudas
- azúcar mojado con unas gotas de agua




Roscón de Reyes para principiantes. Receta básica

Elaboración:



Comenzamos con lo que se llama la "masa madre" que no es más que una masa inicial que se hace en un momento y que luego añadiremos a la masa principal. Metemos la leche un minuto en el microondas para que se temple y deshacemos en ella la levadura.  Añadimos el azúcar y la harina y amasamos hasta obtener una bola. Metemos la bola en un bol con agua templada y en el momento que suba a la superficie -un par de minutos - retiramos del agua y reservamos.
Ahora nos ponemos con la masa principal. Como hemos hecho antes, deshacemos la levadura en la leche templada. En un bol ponemos la harina tamizada con un colador, vamos echando la leche con la levadura disuelta, los huevos, el azúcar, la mantequilla y la ralladura de limón, por último ponemos la bola de la masa madre. Amasamos primero dentro del bol con la ayuda de una cuchara de madera o de una espátula y cuando nos cueste un poco, directamente con las manos . El amasado es el proceso más complicado de la elaboración del roscón. Al principio notaréis como se os pega mucho la masa a las manos pero vosotros continuad amasando con paciencia y veréis como la masa va cediendo poco a poco. Engrasamos la mesa o la encimera de la cocina con un poco de aceite y colocamos la masa para continuar amasando - podéis untaros las manos con un poco de aceite para facilitar el amasado - La masa estará lista cuando tome una consistencia elástica y ya no se pegue a los dedos, en ese momento le damos forma de bola y la colocamos en un bol pintado con aceite y tapado con papel film. Dejamos que la masa doble su volumen en un sitio caldeado y sin corrientes de aire - con una media hora será más que suficiente -
Pasado el primer levado ponemos la masa sobre la encimera y amasamos un par de minutos para retirar el aire y nos disponemos a darle forma al roscón. Hacemos un agujero con los dedos en el centro de la bola, levantamos la masa y con su propio peso va tomando la forma el roscón.  Colocamos el roscón en la fuente de horno con papel sulfurizado y dejamos que doble el volumen tapado con un paño limpio en un lugar cálido y sin corrientes de aire. Poner un aro de emplatar pincelado con aceite en el centro del roscón. Os ayudará a que no pierda la forma. Una vez que doble el tamaño - una media hora más o menos - pincelamos con el huevo batido con cuidado de no pincharlo y decoramos a nuestro gusto con frutas en almíbar, azúcar remojado en agua, almendras laminadas....
Metemos en el horno precalentado a 180 ºC con calor arriba y abajo durante unos veinte minutos, hasta que lo veáis un poco doradito. Es importante que no abrir la puerta del horno por lo menos durante los quince primeros minutos, si lo hacemos la temperatura del horno descendería bruscamente y nuestro roscón podría desinflarse.


Roscón de Reyes para principiantes. Receta básica

Curiosidades:


Una vez horneado el roscón lo podemos tomar tal cual o rellenarlo a nuestro gusto: con crema pastelera, nata montada, crema de trufa.... Para ello dejamos enfriar el roscón sobre una rejilla y una vez frío lo cortamos por la mitad con un cuchillo de sierra, rellenamos con una crema pastelera la base y colocamos la otra mitad por encima.
El roscón de reyes lo podemos aromatizar de muchas maneras simplemente añadiendo a la masa distintas ralladuras de cítricos. Yo he puesto limón. Si le añadís unas gotas de anís o vainilla le daréis al roscón un toque más personal. 
Feliz día de Reyes!!!!!



Si te ha gustado esta entrada, te invito a suscribirte por correo electrónico para recibir todas las novedades del blog en tu bandeja de entrada.
---

6 comentarios:

  1. Feliz Año Nuevo te deseo para ti y los tuyos. Buen comienzo de año el que has tenido con esta maravilla de roscón que has preparado. Muy, muy rico.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Igualmente Lola, que el año que empieza os traiga mucha salud y felicidad.
      Un besito 😘

      Eliminar
  2. Hola Muchas gracias por la receta la intentaré hacer. Tengo casi 8 años y me gusta la cocina. Espero me apoyes en Instagram las dulces aventuras de germanie. Quería preguntarte sino consigo agua de azahar que otra esencia puedo usar. Feliz 2019 bye

    ResponderEliminar
  3. Un roscon riquisimo y casero que controlamos lo que que le ponemos besitos

    ResponderEliminar
  4. Feliz 2019 Malena.

    Cuando te animas con el roscón pierdes los miedos y además no vuelves a comprar uno hecho

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  5. Que rica receta gracias por compartir feliz año!!besos

    ResponderEliminar