martes, 24 de junio de 2014

Calamares fritos muy tiernos con rebozado crujiente

Un problema que se me plantea a la hora de cocinar calamares es lograr su punto exacto; si me paso en el tiempo de cocción, o por el contrario si éste es demasiado corto, me quedan duros o correosos y un plato tan rico se convierte en algo difícilmente comestible. Con esta receta esto no os va a ocurrir nunca más ya que siempre os van a quedar unos calamares muy blandos por dentro y muy crujientes por fuera, toda una delicia.

calamares fritos


Ingredientes:


- medio kilo de anillas de calamar
- medio litro de leche
- un botellín de cerveza (220 ml)
- una cucharada de postre de bicarbonato
- harina
- 1 limón
- sal
- aceite de oliva para freir


Preparación:


Limpiamos las anillas de calamar, aunque ya vienen sin las vísceras puede quedar algún resto, ya sabemos que los calamares tienen en su interior una parte dura o jibia que debemos eliminar completamente para que no nos estropee el plato, los lavamos en agua fría y los dejamos escurrir, añadimos un puñado de sal.
Ponemos los calamares en un bol y los cubrimos con leche. Los metemos en la nevera durante una hora como mínimo, si los dejamos durante más tiempo no importa, yo los he tenido durante toda la mañana. 
Mezclamos la cerveza con la cucharada de bicarbonato, escurrimos los calamares y los sumergimos en esta mezcla, a continuación los pasamos por la harina, teniendo cuidado que queden bien enharinados por todas partes, y los freímos en aceite abundante y muy caliente. Retiramos los calamares sobre un papel absorbente para eliminar el exceso de grasa. Colocamos sobre la fuente de servir acompañados con unas rodajas de limón.

calamares fritos

Curiosidades:


La carne de calamar es un alimento con muy poca grasa y muy rico en proteínas de excelente calidad biológica. Está indicado para aquellas personas que padezcan anemia ferropénica ya que contiene cobre, un elemento que ayuda a la absorción y fijación del hierro en el organismo.
Este es un plato bastante calórico por su preparación. Las frituras incrementan las calorías y éstas se ven aumnentadas todavía más cuando los alimentos van rebozados.
Esta es una receta que se debe comer justo después de su preparación,  pero si os sobran, no tenéis más que freirlos de nuevo durante unos segundos por ambos lados y os quedarán como recién hechos.





Si te ha gustado esta entrada, te invito a suscribirte por correo electrónico para recibir todas las novedades del blog en tu bandeja de entrada.
---

9 comentarios:

  1. Interesante rebozado Malena... los calamares fritos me encantan, los probaré.
    Biquiños

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Milia. Están muy buenos, ya verás.
      Un besiño :)

      Eliminar
  2. Estupenda receta
    La voy a poner en practica

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro mucho Mari. Espero que te gusten.
      Un besito :)

      Eliminar
  3. Estupenda receta
    La voy a poner en practica

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Mari. Seguro que te va a gustar.
      Un besito :)

      Eliminar
  4. Ya he pasado esta receta a la carpeta de "muy interesantes". Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuánto me alegro Pilar!!! Muchas gracias.
      Un besito :)

      Eliminar
  5. Ya he pasado esta receta a la carpeta de "muy interesantes". Un beso

    ResponderEliminar