Cuántas veces he podido nombrar en el blog alimentación saludable, seguro que un montón y, aunque todos tenemos una idea bastante clara de lo que implica una alimentación saludable, me parece tan importante que creo que merece la pena dedicarle un capítulo aparte.
Una alimentación saludable conlleva el aporte de todos los nutrientes y de la energía que necesitamos para estar  sanos, es decir, para mantenernos en un peso ideal y para  protegernos de enfermedades como el cáncer,  diabetes, enfermedades cardiovasculares…  Una dieta insana y la falta de ejercicio físico constituyen los principales riesgos para la salud a nivel mundial.

Una alimentación saludable al alcance de todos

 

Los hábitos alimenticios comienzan en los primeros años de vida. La lactancia materna no sólo contribuye a un crecimiento sano, también reduce el riesgo futuro de padecer sobrepeso, obesidad y enfermedades no transmisibles. No obstante, los hábitos alimentarios cambian a lo largo de la vida y no siempre van encaminados en la mejor dirección, cada vez se consumen menos frutas y verduras y más alimentos hipercalóricos,  Las grasas saturadas, grasas trans o el exceso de sal es una constante en nuestros días.

Una alimentación saludable al alcance de todos
Las necesidades nutricionales no son las mismas para todo el mundo, difieren según  la edad, sexo, talla, si se practica o no ejercicio físico …. Pero en líneas generales hay una serie de recomendaciones iguales para toda la población:
Las calorías que ingerimos a lo largo del día tienen que ser proporcionales al gasto energético, el consumo de grasas no debe superar el 30% de la ingesta calórica total para evitar aumento de peso  y el de azúcar no debe sobrepasar el 10%.

Una alimentación saludable al alcance de todos
Comer verduras y frutas a diario (quién no conoce la campaña publicitaria de 5 al día)
Evitar el consumo de grasas en general y en particular el de grasas saturadas (helados, embutidos, carnes grasas….) El uso de  aceite de oliva para cocinar evita la formación de grasas trans.
Reducir la cantidad de sal (la OMS recomienda no sobrepasar 5 gramos de sal al día)
Para concluir, sólo deciros que la comida no sólo es una necesidad, a veces puede convertirse en una auténtica adicción y la comida basura va encaminada a fomentar esta adicción.

11 Comments

  1. Dezazu 22 junio 2016 at 19:47

    No hay nada comer sano!!besos

    Respuesta
  2. Manoli Diaz 23 junio 2016 at 18:58

    Tienes toda la razón, comer sano ayuda a estar sano, yo cada vez procuro eliminar más la sal y los azúcares de nuestra dieta, así como la bollería comprada que no entra en casa desde hace años.
    Un besito enorme y feliz semana.

    Respuesta
  3. Las Recetas de Malena 24 junio 2016 at 19:39

    Cómo va a entrar la bollería comprada en tu casa Manoli. Con los bollos y panes que tu haces. Un besiño guapa 🙂

    Respuesta
  4. Pilar 25 junio 2016 at 18:10

    Siempre he sido partidaría de comer sano, pero cada vez en casa lo practicamos más, mucha fruta, verdura, plancha, horno y vapor, lo de la sal es lo que llevo peor… Un beso

    Respuesta
  5. Las Recetas de Malena 27 junio 2016 at 11:53

    Reducir el consumo de sal es cuestión de tiempo, poco a poco te vas acostumbrando y casi sin darte cuenta. Eso si, reducirla, no eliminarla.
    Un besito Pilar 🙂

    Respuesta
  6. Nenalinda 27 junio 2016 at 14:12

    Tienes razón yo también soy partidaria de comer sano y siempre le pongo poca sal a la comida a mi me gusta más y el que la quiere más salada puede añadirselo en su plato no soporto la comida salada.
    La bollería solo la comemos en vacaciones, la freidora hace 10 años que está guardada en el armario cocino con poco aceite y los fritos se comen en contadas ocasiones.
    Bicos mil wapa.

    Respuesta
  7. Mireia 27 junio 2016 at 18:33

    Somos lo que comemos!!! Y Mens sana in corpore sana, todo dicho y clarísimo, si llevas unas vida saludable, estarás sano y feliz!

    Respuesta
  8. Las Recetas de Malena 27 junio 2016 at 19:29

    Donde mejor está la freidora es en el armario Chus, no te imaginas lo poco saludable que es. No nos queda otra más que cuidarnos.
    Un besiño grande guapa:)

    Respuesta
  9. Lola Martínez 27 junio 2016 at 19:55

    Una buena lección de salud nunca viene mal y ésta es enriquecedora y sencilla de llevar a cabo. Buena lección.
    Un beso.

    Respuesta

DEJA UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *