Hoy vamos a preparar una deliciosa tarta de manzana en muy poco tiempo y con muy pocos ingredientes pero con un resultado de diez. Las manzanas son una fruta muy socorrida en la cocina, tanto para elaborar postres como en platos salados. Esto constituye una gran ventaja porque, como todos sabemos, las manzanas son muy digestivas y tienen múltiples propiedades nutricionales. Son muy saciantes, y muy poco calóricas – unas 54 Kcal por 100 gramos.- Son muy ricas en fitoquímicos, unas sustancias de origen vegetal con propiedades antioxidantes y anticancerígenas y que actúan como protectores cardiovasculares. Estos compuestos tan interesantes para nuestra salud sólo se encuentran en frutas y verduras por lo que llevar una dieta rica y variada en frutas y verduras es importante para el correcto funcionamiento del organismo y para prevenir muchas enfermedades.

Tarta de manzana y leche condensada con  tan sólo cuatro ingredientes

Ingredientes:

  • 4 manzanas
  • 1 masa de hojaldre
  • 4 huevos
  • 1 bote de leche condensada

Preparación:

En una fuente para hornear colocamos la masa de hojaldre con el papel de horno que trae el envase en contacto con la fuente para que no se nos pegue. Pelamos las manzanas , las cortamos por la mitad y retiramos el corazón con las semillas. Las laminamos y las vamos colocando sobre la lámina de hojaldre. En un bol mezclamos los huevos con la leche condensada. Repartimos la mezcla con cuidado por encima de la manzanas. Horneamos con calor por arriba y abajo a 180ºC durante 30-35 minutos o hasta que pinchéis con un palillo salga limpio. Si a mitad de cocción vemos que la superficie se dora demasiado, tapamos con un papel de aluminio. Una vez fuera del horno podemos pincelar la superficie con mermelada de melocotón para que quede brillante.

Tarta de manzana y leche condensada con  tan sólo cuatro ingredientes

DEJA UN COMENTARIO