Hoy no vamos a hablar de recetas saludables, recetas mediterráneas, aporte calórico, ni nada parecido. Esta rosca es para tomar ocasionalmente y no se os ocurra incorporarla como parte habitual de vuestros menús. Os advierto que os va a resultar difícil porque está para chuparse los dedos.

Rosca de pan rellena de zorza.

Ingredientes:

  • 1 rosca de pan
  • 500 g de zorza o en su lugar carne magra de cerdo
  • 250 g de queso Arzúa Ulloa
  • 200 g de pimientos del piquillo en tiras
  • 4 patatas
  • aceite de oliva virgen extra
  • sal
Rosca de pan rellena de zorza.

Preparación:

Precalentamos el horno a 200 ºC con calor arriba y abajo. Cortamos la rosca longitudinalmente por la mitad. Separamos las dos mitades. Preparamos la zorza. Podéis comprar la zorza ya adobada en el supermercado o en la carnicería o hacerla vosotros mismos, en este caso os dejo el siguiente enlace donde consultar la receta: zorza con patatas. Freímos la zorza en una sartén antiadherente y colocamos sobre una de las mitades de la rosca.

Por encima de la zorza repartimos los pimientos del piquillo y el queso Arzúa Ulloa, me gusta mucho utilizar este queso, es muy cremoso y funde como ningún otro. Tapamos con la otra mitad de la rosca y metemos en el horno durante diez minutos. Mientras tanto freímos unas patatas en abundante aceite de oliva. Cuando estén doradas las colocamos sobre papel absorbente para retirar el exceso de grasa.

Rosca de pan rellena de zorza.

Para rematar, sacamos la rosca del horno y servimos con las patatas fritas en el medio. Ahora sólo queda disfrutarla en la mejor compañía.

DEJA UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *