La mayonesa sin huevo también conocida como lactonesa es una excelente aliada para acompañar nuestros platos de verano. Es una salsa muy versátil a la que podéis añadir los ingredientes que queráis. En esta ocasión la he utilizado para una ensalada césar y en lugar de sal le he puesto un majado de sal, ajo y perejil. También podéis añadir un diente de ajo entero, mostaza, cualquier hierba aromática y sustituir el zumo de limón por lima, naranja o vinagre. La lactonesa es una salsa que puede prevenir más de una intoxicación alimentaria. La salmonelosis producidas por el consumo de mayonesa en mal estado en verano están a la orden del día. La Salmonella es una bacteria que se encuentra en la cáscara de los huevos por lo que al cocinarlos debemos manipularlos con cuidado. Nunca debemos cascar los huevos en el mismo recipiente donde los vamos a cocinar o a batir. Si hacemos mayonesa casera con huevos debemos refrigerar la cuanto antes y consumirla en el mismo día. Por otro lado, debemos tener en cuenta que los huevos no se pueden lavar ya que la cáscara es muy porosa y las bacterias pasarían al interior.

Mayonesa sin huevo o lactonesa

Ingredientes:

  • 1 vaso de leche entera o semidesnatada
  • medio vaso de aceite de oliva virgen extra
  • 1 cucharada de zumo de limón
  • sal y pimienta

Preparación:

Ponemos el vaso de leche en el vaso de una batidora manual. Comenzamos a batir a potencia media con la batidora en el fondo del vaso al mismo tiempo que incorporamos el aceite poco a poco. Cuando se termine el aceite vamos levantando el brazo de la batidora y moviéndolo arriba y abajo. Cuando veamos que la salsa está ligada incorporamos el zumo de limón, una pizca de sal y un toque de pimienta.

Mayonesa sin huevo o lactonesa

DEJA UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *