En origen el escabeche es una forma de conservación de los alimentos para incrementar su tiempo de vida útil. Es un preparado a base de aceite y vinagre con un sabor muy intenso por lo que se suele utilizar para pescados azules como la caballa, sardinas o jureles aunque también se pueden usar pescados blancos, carnes y verduras incluso. Puede utilizarse también para aprovechar restos de pescados que nos hayan quedado y es muy práctico porque lo tenemos en el frigorífico y siempre podemos echar mano de él.

El jurel es un pescado azul y como tal muy nutritivo. Es muy rico en vitamina D, vitamina B6 y uno de los alimentos con más yodo. La vitamina D fortalece el sistema inmune y previene algunos tipos de cáncer. La vitamina B6 o piridoxina protege contra la depresión, asma y diabetes además de prevenir enfermedades cardíacas. El yodo es beneficioso para regular el metabolismo, los niveles de energía y de colesterol y fortalece el cabello, la piel y las uñas.

Jureles en escabeche

Ingredientes:

  • 1 kg de jureles
  • 200 g de harina
  • 1 vaso de aceite de oliva virgen extra para el escabeche
  • un poco más de aceite para freir los jureles
  • medio vaso de vinagre de manzana
  • 2 cebollas medianas
  • 4 dientes de ajo
  • 2 hojas de laurel
  • unos granos enteros de pimienta negra
  • 2 cucharadas de pimentón dulce
  • sal

Preparación:

Limpiamos y lavamos el pescado, salamos y pasamos por harina. Freímos en una sartén y reservamos. Laminamos los dientes de ajo y cortamos las cebollas primero por la mitad y después en juliana. Ponemos a calentar el vaso de aceite en una sartén limpia y dejamos dorar los ajos, a continuación ponemos la cebolla, un puñado de sal y las hojas de laurel. Cuando la cebolla esté pochada retiramos del fuego añadimos el vinagre y el pimentón. Podemos utilizar pimentón dulce o una mezcla de pimentón dulce y picante. Repartimos el escabeche sobre los jureles. Dejamos macerar en la nevera al menos veinticuatro horas para que los jureles tomen todo el sabor.

DEJA UN COMENTARIO