Como ya os he comentado reiteradas veces, es interesante aprovechar los productos de temporada ya que, además de encontrarse en su mejor momento en cuanto a sabor y propiedades nutritivas, es cuando mejor están de precio y todo es importante. Los frutos secos aunque se conservan durante mucho tiempo es en esta época del año que acabamos de inaugurar cuando están en su esplendor.

frutos del otoño, un potencial de salud
Los frutos secos se consideran altamente nutritivos por contener proteínas, vitaminas, minerales, fibra y grasas insaturadas. Al contrario de la fruta fresca, los frutos secos apenas contienen agua -un fruto seco no debe contener más de un 50% de agua-  por lo que sus nutrientes están mucho más concentrados que en otros alimentos. Existe cierta reticencia  a consumir estos productos porque se cree que engordan, es cierto que su contenido en grasas es bastante considerable pero debemos tener en cuenta como os he comentado antes, que todos los nutrientes se encuentran más concentrados y las proteínas vegetales y la alta proporción de fibra en su composición provocan una sensación de saciedad mucho mayor que otros alimentos. Si ponemos en una balanza las calorías que aportan con los beneficios que nos proporcionan, claramente saldrían ganando. Los ácidos grasos que contienen son muy saludables, entre ellos podemos citar los ácidos grasos omega-3 y omega-6, muy beneficiosos para el sistema cardiovascular.

frutos del otoño, un potencial de salud

Dentro de los frutos secos las castañas son las que menos grasas tienen pero, por el contrario, son las más ricas en hidratos de carbono. Las nueces de macadamia, también conocidas como nueces de Brasil, son con un 70% las que más ácidos grasos contienen. Estas últimas destacan por su alto contenido en selenio, un antioxidante natural que reduce la formación de radicales libres.

Los frutos secos son una fuente importante de fibra soluble que mejora el tránsito intestinal y regula la absorción de grasas en el organismo. Los frutos secos que más fibra contienen son las almendras, avellanas, pistachos y cacahuetes.Son fuente importante de vitaminas del complejo B , vitamina E y polifenoles con propiedades antioxidantes que previenen el envejecimiento y protegen los capilares sanguíneos.

frutos del otoño, un potencial de salud
Los frutos secos preferidos para los españoles son las nueces y las pipas de girasol, es conveniente que elijamos las pipas que no vienen rebozadas en sal porque sobrepasamos con creces la cantidad de sal diaria recomendada.
Incorporar frutos secos a nuestra dieta diaria mejorará nuestra salud, protegerá nuestro sistema vascular, reforzará nuestras defensas y no nos aumentará el peso. Con un puñado de frutos secos al día será más que suficiente para sentirnos mejor.

13 Comments

  1. M. Esther mg 13 octubre 2015 at 18:14

    Me encantan los frutos secos, sobre todo los pistachos y cuando compro pipas sí que me fijo que no lleven sal. Muy buen artículo, es muy interesante!!
    Besos.

    Respuesta
  2. InmaMaquito 13 octubre 2015 at 20:05

    Muy interesante , siempre aprendo contigo gracias besitos

    Respuesta
  3. Manoli Diaz 13 octubre 2015 at 20:29

    Como me gusta lo que cuentas Malena , porque me encantan los frutos secos y todos te dicen que engordan un montón y yo digo que con moderación no hay nada malo.
    Un besito y feliz semana.

    Respuesta
  4. Las Bollis 13 octubre 2015 at 21:23

    me encantan los frutos secos y cuando empiezan los dias de frio las castañas asaditas me pierden jeje. besosss

    Respuesta
  5. Las Recetas de Malena 14 octubre 2015 at 16:20

    Así mismo Manoli. no sólo se puede comer de todo, cuanto más variada sea nuestra dieta mejor que mejor y los frutos secos son tan sanos que las grasas que contienen, aunque aporten calorías, son muy beneficiosas para la salud.
    Un besiño 🙂

    Respuesta
  6. Las Recetas de Malena 14 octubre 2015 at 16:22

    Estoy de acuerdo, me encantan todos los frutos secos y las castañas asadas son una perdición.
    Un besito 🙂

    Respuesta
  7. Las Recetas de Malena 14 octubre 2015 at 16:26

    Es que la sal que ingerimos diariamente es excesiva, sobrepasamos con creces la cantidad recomendada por eso las pipas que vienen bañadas en sal me aterran.
    Un besito 🙂

    Respuesta
  8. elena enlacocina 14 octubre 2015 at 21:56

    umm a mi tambien me encantan los frutos secos y las castañas asadas en este tiempo que ricas 😉 beso!

    Respuesta
  9. Cuca 15 octubre 2015 at 17:38

    Los frutos secos engordan sí, pero también la bollería industrial y los platos precocinados y la gente lleva los carros llenos de ellos cuando van a la compra. A veces somos muy poco consecuentes con nuestros actos y nuestras palabras y no nos paramos a pensar que con la cantidad adecuada estamos brindando un bien incalculable a nuestra salud presente y futura.

    ¡Besos mil!

    Respuesta
  10. Alicia Gómez Meléndez 18 octubre 2015 at 15:57

    Hola Malena, me alegro de conocer tu blog, ya veo que está llenito de buenos consejos y recetas. Los frutos secos me encantan, sobre todo añadidos a bizcochos y panes. En esta época me pongo morada con las castañas asadas… qué buenas, y si encima me dices que son de los frutos secos menos calóricos mejor que mejor. Besos.

    Respuesta
  11. Las Recetas de Malena 19 octubre 2015 at 12:58

    hola Alicia, me alegra mucho verte por aquí. Yo también voy a visitar tu blog y estamos en contacto.
    Un besito ::

    Respuesta
  12. Las Recetas de Malena 19 octubre 2015 at 13:56

    Cuanta razón tienes Cuca. Yo no se si es por deformación profesional pero siempre me fijo en lo carros de la compra y me da pena lo mal que se alimentan algunas personas. No hay más que ver cómo ha incrementado el porcentaje de personas con sobrepeso y obesidad, y no se trata de una cuestión estética, es un problema de salud pública.
    Un besito 🙂

    Respuesta

DEJA UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *