Se acercan las fiestas de Navidad. Esto lleva consigo un cambio en los hábitos de vida; muchos viajamos para pasar las navidades con la familia o se nos llena la casa de gente. Eso también afecta a la gastronomía, en un espacio corto de tiempo se acumulan las celebraciones, pasamos de comer moderadamente a cometer unos excesos increíbles.
     Se calcula que ganamos una media de tres kilos en estas fechas. El problema viene después cuando queremos volver a nuestro peso, lo difícil que es y el esfuerzo que ello supone Si te preocupa la buena alimentación te voy a dar una serie de pautas para procurar mantener tu peso.

     La Navidad cada año comienza antes, esto no es más que una estrategia de marketing para vender más. Ahora comenzamos a comer dulces navideños desde el mes de noviembre, lo que antes se resumía a unos pocos días se vuelve algo habitual. Intentemos no caer en la trampa y limitar su consumo a los festivos y no como postre durante todos los días.
     No debemos tener los dulces a la vista, esos fruteros llenos de polvorones son una tentación en la que podemos caer en cualquier momento. Tienen muchas calorías.
     Si eres una persona con exceso de peso y estás siguiendo una dieta no lo estropees, por supuesto que no vas a renunciar a las comidas de fiesta en familia y a comer turrón, pero debes hacerlo con moderación, y el resto de los días no te relajes,  no abandones tu dieta habitual y procura llevarla de un modo más riguroso. El objetivo no es perder peso sino no ganarlo.
     Cuidado con los productos «light».  Si están edulcorados con fructosa tienen las mismas calorías que la sacarosa y engordan lo mismo, si tienen otros edulcorantes son menos calóricos  pero la proporción de grasa no varía.
     Prepara recetas al horno o a la palncha. Los pescados y carnes así cocinados están deliciosos y tienen menos calorías que fritos, además su elaboración resulta más cómoda. Como guarnición elige verduras como las coles, tan buenas en esta época, purés de manzana, champiñones… y no patatas. No abuses de las salsas, un chorrito de aceite de oliva virgen es mucho mejor.
     Las sobremesas son muy extensas con el inconveniente de tener la mesa repleta de dulces de los que no dejamos de picotear la mayor parte de las veces sin darnos cuenta, seamos conscientes de ello y no cometamos ese error.
     Aparte de la comida, en estas fiestas también bebemos un poquito más. Las bebidas alcohólicas también engordan, tienen lo que llamamos «calorías vacías»  porque el alcohol una vez ingerido pasa a la sangre que lo lleva hasta el hígado donde es metabolizado y transformado en grasa. Un vaso de vino blanco (150 ml) tiene 87 Kcal, en el caso del vino tinto serían 72 Kcal y 200 ml de champagne o cava tienen 70 Kcal.

     Para que tu cuerpo no se resienta estos dias procura compensar los excesos con comidas más sanas con menos calorías y realizar algún tipo de ejercicio físico.

4 Comments

  1. Natividad Pastor torres 12 diciembre 2013 at 16:51

    Muy buena recomendaciones pero acabaremos cojiendo.esos kilitos todo son tentaciones jejejejj

    Respuesta
  2. mis chucherias 17 diciembre 2015 at 21:16

    Estupendos consejos Malena, la cosa es que después te hagamos caso jijijiji yo lo intentaré

    Respuesta
  3. Las Recetas de Malena 20 diciembre 2015 at 21:14

    Es imposible resistirse a tantas cosas ricas y a tantos días de fiesta Nati.
    Un besito 🙂

    Respuesta
  4. Las Recetas de Malena 20 diciembre 2015 at 21:17

    Por lo menos intentaremos no pasarnos tanto aunque es difícil…
    Un besito Nieves 🙂

    Respuesta

DEJA UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *