Una ensalada de canónigos que destaca por su delicado sabor que recuerda un poco a los frutos secos. Acompañada de rulo de cabra que siempre combina bien en los platos fríos.
Ensalada de canónigos y rulo de cabra

Ingredientes:

– 200 g de canónigos
– 150 g de rulo de cabra
– 200 g de tomates cherry variados
– un puñado de piñones tostados

Para el aliño de mostaza:

– 1 cucharada de mostaza de Dijon
– 1 cucharada de miel
– 2 cucharadas de aceite de oliva
– 1 pellizco de sal
 
 
Ensalada de canónigos y rulo de cabra

 

Preparación:

Lavamos los canónigos -aunque vengan envasados en bolsa siempre es conveniente pasarlos por agua fría-  Dejamos escurrir el agua completamente. Lavamos los tomates cherry y los cortamos por la mitad. Cortamos el rulo de cabra en rodajas de un centímetro de grosor. Para que resulte más fácil de cortar y conserve la forma, ha de estar bien frío, recién sacado del frigorífico. Pasamos las rodajas de rulo en una sartén antiadherente durante tres segundos por cada lado y reservamos.
Preparamos el aliño mezclando la mayonesa con la miel, añadimos la sal y poco a poco sin dejar de batir el aceite de oliva. Probamos y rectificamos a nuestro gusto.
En un bol amplio colocamos los canónigos con los tomates y los piñones. Regamos  con la salsa y ponemos por encima las rodajas de queso.
Ensalada de canónigos y rulo de cabra


Curiosidades:

El suave y agradable sabor de los canónigos los hacen muy apropiados para consumir en crudo en ensaladas. Sus propiedades nutricionales por su composición en minerales -fósforo, hierro y potasio- carotenos, ácido fólico y vitaminas A, C, B6 y E, son muy interesantes. Son antioxidantes, digestivos y depurativos, muy buenos para la vista, su consumo ayuda al fortalecimiento de los huesos, ayudan a combatir la anemia ferropénica y son buenos para el estrés  y la ansiedad en general ( se cree que su nombre se debe a que lo consumían en los monasterios para mitigar el deseo sexual).

3 Comments

  1. InmaMaquito 23 agosto 2018 at 15:39

    Que ensalada mas rica , como mucho los canonigos no sabia sus propiedades besitos

    Respuesta

DEJA UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *