Consumimos casi el doble del sodio recomendados por la OMS:  2 gramos de sodio al día que viene siendo 5 gramos de sal. El exceso de sodio en la dieta está directamente relacionado con distintas enfermedades no transmisibles – principales causantes de mortandad en el mundo – como la hipertensión o enfermedades cardiovasculares. Reduciendo el consumo de sal se podrían evitar 1,7 millones de muertes cada año. Evitar los platos preparados o precocinados como lasañas, pizzas, arroces, sopas, cremas de verduras… que contienen sal en exceso. No añadir salsas preparadas a nuestras comidas, Probar siempre los alimentos durante el cocinado antes de añadir sal y utilizarla con mesura. Reducir el consumo de aperitivos salados – galletas, patatas fritas…- Decantarse por productos frescos, frutas, verduras y hortalizas y no por embutidos, quesos o patés. El salero nunca debe estar presente en la mesa. Son algunos de los consejos que podéis poner en práctica para tomar menos sal.
 
El tándem sodio/potasio. Un cuestión de equilibrio
 
Asociado a este excesivo consumo de sal está el insuficiente consumo de potasio: menor de 3,5 gramos. El potasio actúa contrarrestando los efectos del sodio en el organismo. El sodio y el potasio son los encargados del mantenimiento hídrico celular,  de mantener el equilibrio de iones entre el interior y el exterior de las membranas celulares. Son necesarios para la transmisión de los impulsos nerviosos, para la contracción muscular y para el mantenimiento de un ritmo cardíaco adecuado. Por ello la proporción sodio/potasio es vital para nuestro organismo.
 
El tándem sodio/potasio. Un cuestión de equilibrio
 El potasio se encuentra en las algas, las legumbres las frutas secas (orejones, pasas, ciruelas),  las frutas (plátano, aguacate) y verduras crudas sobre todo. Como el potasio es soluble en agua se recomienda cocer las verduras al vapor. La mayor parte de los minerales son igualmente solubles por lo que se pierden en el agua de cocción, por lo que es preferible preparar las verduras en ollas rápidas que utilizan menos agua y cuecen más ràpidamente.
 
El tándem sodio/potasio. Un cuestión de equilibrio
Una reducción del consumo de sal acompañado de un incremento de potasio es una recomendación que debería convertirse en un hábito muy saludable.
Tenéis más recomendaciones relacionadas con este tema en el siguiente enlace: Reducir el consumo de sal: una cuestión de salud
 

16 Comments

  1. InmaMaquito 1 marzo 2017 at 16:40

    Que de cosas aprendo contigo , me vienen muy bien gracias besitos

    Respuesta
  2. Cuca 1 marzo 2017 at 18:07

    Malena es horrible ver la cantidad de sal y de azúcares que consumimos al día.

    La mayoría de los productos que compramos (como snacks dulces o salados, o productos precocinados) son un peligro oculto. Incluso hay gente que piensa que toma algo que es muy sano y se sorprende al leer las etiquetas.

    Yo reduzco al mínimo la sal en las comidas que preparo en casa y procuro no comer fuera de casa ni comprar platos precocinados para intentar controlarla lo mejor posible. Tus consejos me parecen muy útiles

    ¡Besos mil!

    Respuesta
  3. Nenalinda 1 marzo 2017 at 18:08

    Un post fantastico ,se lo voy a pasar a mi costillo para que lo lea pues siempre protesta por que le pongo poca sal a la comida jis jis.
    Bicos mil wapa.

    Respuesta
  4. Lola Martínez 1 marzo 2017 at 18:29

    Cuanto más leo sobre alimentación y salud, más me doy cuenta de la importancia de una dieta sana y equilibrada. Tus consejos siempre me interesan porque aprendo con ellos y me ayudan a conocer mejor los productos que manejo y cocino. Gracias.
    Un beso.

    Respuesta
  5. Las Recetas de Malena 2 marzo 2017 at 12:15

    El etiquetado es la mejor opción para estar inflados de lo que compramos. No hay nada más saludable que las comidas que hacemos en casa sin duda alguna.
    Un besito Cuca 🙂

    Respuesta
  6. Las Recetas de Malena 2 marzo 2017 at 12:18

    Pasáselo enseguida a ver si no protesta tanto. Jajaja!!!
    Puedes ir reduciendo la cantidad de sal muy poco a poco para que no se de cuenta y al final acabe acostumbrámdoae
    Un besiño grande guapa 🙂

    Respuesta
  7. Las Recetas de Malena 2 marzo 2017 at 14:00

    Muchas gracias por tus palabras Lola. Me alegra un montón poder ayudar un poco a dar a conocer la importancia de una alimentación adecuada.
    Un besito 🙂

    Respuesta
  8. Sopa de Sopa (Pepi) 3 marzo 2017 at 09:29

    Me acabas de abrir los ojos. Madre mía lo que se llega aprender. Son cosas que ignoramos y no tendría que ser así.

    Besos

    Respuesta
  9. Las Recetas de Malena 3 marzo 2017 at 10:25

    Además son cosas sencillas que todos deberíamos conocer y así poder alimentarnos mejor.
    Un besito 🙂

    Respuesta
  10. Dezazu 3 marzo 2017 at 15:59

    Super interesante hoy he aprendido algo nuevo!!besos

    Respuesta
  11. Raquel Galin 8 marzo 2017 at 21:26

    Cuanto nos enseñas, si ya decía yo que la sal en su justa medida.
    Un beso

    Respuesta
  12. Ayla 10 marzo 2017 at 16:47

    Superinteresante, yo no soy de sal, de hecho si quieres dejarme sin comer solo necesitas que se te escape el salero en la comida, jajaja. Aunque el sodio escondido pues reconozco que de vez en cuando cae, como una pizza u alguna crema. Creo que de todos modos tendré mas en cuenta los alimentos con potasio 😀
    Besote!!!!

    Respuesta
  13. Las Recetas de Malena 11 marzo 2017 at 12:08

    Mejor así Ayla. Los alimentos ya tienen suficiente sal como para añadirle mucho más. Está demostrado que es muy poco recomendable.
    Un besito guapa 🙂

    Respuesta

DEJA UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *