Muchas veces conseguir llevar a cabo una alimentación saludable lleva aparejado una serie de cambios en la dieta que aunque en un principio nos puede echar para atrás, no tiene por qué ser tan cuesta arriba como pensamos. Pequeños cambios pueden traer consigo grandes logros que se verán reflejados en tu salud. Estos cambios han de ser graduales y no de un día para otro; no tienes que eliminar ningún alimento que te guste. Con sólo controlar las raciones o cambiar los métodos de cocinado conseguirás grandes éxitos.

el-metodo-del-plato-saludable
Fuente: SEEDO (Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición)

  Uno de los métodos que te pueden ayudar es el método del plato saludable ideado por expertos de la Escuela de Salud Pública de Harward.  En un plato de tamaño normal -23 cm- puedes distribuir las raciones de las dos principales comidas del día: la comida y la cena.  Vamos a dividir el plato en tres partes: 

– la mitad del plato la ocuparán las verduras y las hortalizas. alimentos ricos en micronutrientes: vitaminas y minerales. Las patatas no cuentan como vegetales.
– una cuarta parte será para los alimentos ricos en hidratos de carbono: pan, cereales, arroz, pasta…. Es preferible escoger cereales integrales
– la otra cuarta parte será para los alimentos proteicos: carne, pescado, lácteos, huevos y legumbres. Hay que limitar el consumo de carnes rojas y evitar las carnes ricas en grasa y procesadas como las salchichas.
Para beber se aconseja eliminar las bebidas azucaradas muy ricas en calorías y sustituirlas por agua, té o café y mantenerse activo, el ejercicio físico es vital para mantener una buena salud y para bajar de peso.

DEJA UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *