Ante la avalancha de comidas a las que estamos expuestos durante las fiestas navideñas con sus respectivos postres, podemos optar por menús saludables, con sobremesas elaboradas por nosotros mismos, que siempre resultan más ligeros que los típicos turrones, mazapanes o polvorones de toda la vida, o si somos más tradicionales, podemos elegir entre una gama muy variada de dulces navideños light o bajos en calorías. Estos dulces, salvo para los paladares muy exquisitos, no ofrecen grandes diferencias de sabor con respecto a los tradicionales.

Dulces navideños bajos en calorías.
Entre estos productos podemos encontrar distintos tipos:  los dulces sin azúcar, sin azúcares añadidos y los dulces bajos en grasas.
 Los sin azúcar son los indicados para personas diabéticas. En su composición el azúcar está sustituido por otros edulcorantes con menos calorías como el sorbitol, manitol, sacarina, aspartamo o ciclamato. No nos podemos engañar, ya que aunque el valor calórico del azúcar se ve reducido, tiene exactamente las mismas grasas que los dulces no light que aportan muchas calorías. Para poder ser etiquetado como sin azúcar, no puede contener más de 0,5 gramos de azúcar por cada 100 gramos de producto, También existen dulces con bajo contenido en azúcares que son aquellos que se componen como máximo de  5 gramos de azúcar por cada 100 gramos.

Dulces navideños bajos en calorías.
Los dulces sin azúcares añadidos como su nombre indica, son aquellos que durante su elaboración no se le añade nada de azúcar ni de ningún tipo de edulcorante, pero sí contienen los azúcares propios de sus ingredientes como cacao, frutos secos, miel o frutas deshidratadas. Al igual que los «sin azúcar», la composición en grasas no está  reducida en absoluto.
Por último, los productos bajos en grasas están elaborados con menos grasas pero contienen la misma cantidad de azúcar que los dulces tradicionales, por lo que se puede decir que engordan casi lo mismo.

La industria alimentaria muchas veces comprometida con la salud, está haciendo esfuerzos encaminados a mejorar nuestra alimentación utilizando ingredientes que no sólo reducen el valor calórico de los alimentos sino también su valor nutritivo, así podemos encontrar en el mercado dulces navideños elaborados con ingredientes más sanos, como utilizando aceite de oliva en lugar de la típica manteca de cerdo.

10 Comments

  1. Felisa 14 diciembre 2016 at 20:36

    Gracias Malena. Explicas con pocas palabras lo esencial de lo que debemos conocer y las alternatvas que hay en el mercado.Un saludo y Felices Fiestas!

  2. Majes 18 diciembre 2016 at 17:57

    Estas fechas son en general de excesos.Buen consejo para cuidarnos un poco sin dejar de disfrutar.

    Bicos

  3. Bego R 19 diciembre 2016 at 13:50

    Hola Malena !
    Como siempre dándonos buenos consejos.
    Feliz Navidad guapa !
    Un abrazo.

DEJA UN COMENTARIO