Los cambios en los hábitos de vida no sólo han repercutido en nuestra forma de alimentarnos, en el tipo de alimentos que consumimos -cada vez más variados y exóticos-, en las preparaciones culinarias y también en la compra de los mismos. Si antes en la casa se recuría al mercado a diario, hoy nos limitamos a un día por semana o mes. Si la compra es inteligente, además nos puede suponer un importante ahorro.
Una congelación adecuada para una correcta conservación de los alimentos
Para conservar los alimentos por más tiempo tenemos que almecenarlos a temperaturas inferiores a las de refrigeración.  la temperatura ideal para conservar los alimentos congelados es de -18ºC o menos. 
La carne se debe congelar limpia, sin grasa ni huesos. Con el pescado procederemos a destriparlo y retirarle la cabeza y escamas.  Es conveniente congelar piezas del tamaño que vayamos a necesitar, con la ventaja de que las piezas pequeñas se congelan más rápidamente que las grandes y se garantiza una mejor higiene microbiana.
Una congelación adecuada para una correcta conservación de los alimentos
Las verduras y hortalizas tienen que ser sometidas a un escaldado: sumergimos las verduras en agua hirviendo durante dos minutos y escurrimos. Con este blanqueado conseguimos eliminar posibles bacterias y detenemos el proceso de deterioro enzimático.  Debemos dejar enfriar los alimentos antes de someterlos al frío. Con la cebolla y el ajo no es necesario ningún proceso previo al congelado.
Una congelación adecuada para una correcta conservación de los alimentos
Los huevos es mejor congelarlos batidos enteros o la yema y la clara por separado dependiendo de su posterior utilización. Si congelásemos los huevos con su cáscara ésta se rompería con el frío.
No es aconsejable congelar pasta ni patatas ya que se ablandan con la congelación.
Una congelación adecuada para una correcta conservación de los alimentos
Para envasar los productos a congelar podemos utilizar envases herméticos, tuppers o bolsas adecuadas a tal fin eliminando todo el aire que nos sea posible. No debemos recongelar ningún alimento ya que afectaría a su calidad e incrementaría  su contaminación. Para terminar, recordar que hay que consumir los productos que lleven más tiempo congelados y que sustituiremos por los más recientes y que resulta imprescindible mantener el congelador escrupulosamente limpio.

11 Comments

  1. InmaMaquito 22 agosto 2015 at 16:40

    Muy buenos tus consejos tomo nota gracias besitos

    Respuesta
  2. María 24 agosto 2015 at 07:49

    Muy buenos consejos Malena, muchas gracias.

    Respuesta
  3. Las Recetas de Malena 25 agosto 2015 at 16:44

    Gracias Maria por estar siempre por aquí. No veas cuánto te lo agradezco.
    Un besiño 🙂

    Respuesta
  4. Pilar 31 agosto 2015 at 18:54

    Hola Malena, no sabes como agradezco tu entrada pues aaunque la mayoría de las cosas que nos comentas las conocemos, a veces y con mucha frecuencia las olvidamos, nunca he congelado verdura ni huevos, esto último me daba miedo, peroa parrtir de ahora cuando hacienddo pasteles me sobren claras o yemas seguiré tu consejo. Muy interesante entrada. Un beso

    Respuesta
  5. Pilar 31 agosto 2015 at 18:54

    Hola Malena, no sabes como agradezco tu entrada pues aaunque la mayoría de las cosas que nos comentas las conocemos, a veces y con mucha frecuencia las olvidamos, nunca he congelado verdura ni huevos, esto último me daba miedo, peroa parrtir de ahora cuando hacienddo pasteles me sobren claras o yemas seguiré tu consejo. Muy interesante entrada. Un beso

    Respuesta
  6. M. Esther mg 2 septiembre 2015 at 18:53

    Como siempre dando muy buenos consejos, que vienen fenomenal.
    Un beso!

    Respuesta
  7. Las Recetas de Malena 9 septiembre 2015 at 14:47

    La congelación de los alimentos es estupenda para poder aprovecharlos cuando están en temporada y no sabemos ya qué hacer con ellos. También es genial no tirar las claras o las yemas de los huevos que no utilicemos en el momento y poder aprovecharlos para preparaciones posteriores. Así que ya sabes Pilar, apúntate a la congelación que no estamos para tirar nada!
    Un besito 🙂

    Respuesta

DEJA UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *