Esta tarta es una variante de la tarta cheesecake clásica con mermelada. La tarta perfecta para los que no se saben decidir, si por la tarta de queso o por una de chocolate. Combina ambos sabores aunque he de decir que predomina el chocolate.  Espero que os guste.

Cheesecake de chocolate. la tarta perfecta para los amantes del chocolate

Ingredientes:

Para el relleno:

– 500 g de queso crema
Cheesecake de chocolate. la tarta perfecta para los amantes del chocolate – 500 ml de nata para montar
– 2 cucharadas soperas de cacao puro
– 6 cucharadas soperas de azúcar
– 2 sobres de gelatina en polvo

Para la base:

– 200 g de galletas de chocolate
– 100 g de mantequilla

Para la cobertura:

– 200 g de chocolate fondant
– 1 cucharada sopera de mantequilla
– 100 ml de nata para montar

Preparación:

Trituramos las galletas de chocolate con un robot de cocina o con un rodillo y las mezclamos con la mantequilla. Con la ayuda de una cuchara cubrimos la base de un molde desmontable. Metemos en el frigorífico para que endurezca.
Para el relleno disolvemos la gelatina en 100 ml de nata. Ponemos a calentar el resto de la nata con el queso crema, el azúcar y las dos cucharadas de cacao. Removemos para evitar que se formen grumos. Cuando comience a hervir retiramos del fuego y añadimos la gelatina que habíamos disuelto en la nata. Volvemos a poner en el fuego hasta que hierva de nuevo. Volcamos sobre la base de galletas y dejamos enfriar.
Preparamos la cobertura deshaciendo el chocolate con la mantequilla y la nata en el microondas o a baño de maría. Repartimos sobre la tarta cubriendo toda la superficie. Dejamos que se enfríe en el frigorífico hasta el momento de servir.
Cheesecake de chocolate. la tarta perfecta para los amantes del chocolate

Curiosidades:

El chocolate aunque es un alimento muy calórico, también tiene su lado positivo. A mayor proporción de cacao puro en el chocolate mejores serán sus propiedades. El cacao ayuda a regular la presión arterial y el colesterol. Es una fuente de antioxidantes, por lo tanto evita la oxidación celular y nos protege contra el cáncer y el envejecimiento celular. Los flavonoides presentes en el cacao aumenta la elasticidad de la piel. Fortalece el sistema inmunitario lo que le confiere propiedades analgésicas, antiinflamatorias y antimicrobianas. A todo esto hay que añadir que su consumo estimula el cerebro provocando sensaciones estimulantes de bienestar.
Por último decir que el chocolate blanco no es chocolate porque no contiene cacao, está compuesto por manteca de cacao, una grasa de origen vegetal.

2 Comments

  1. Nenalinda 28 febrero 2020 at 19:08

    Uummmmmmmmmmm mi hijo y yo te dejamos el plato requete limpio ademas de encantrarnos las tartas de queso el chocolate nos pierde asi que esta no te cuento,tomo nota nunca la he hecho.
    Para no variar receta y fotos son de 20 points no dejan de decirme comeme.
    Bicos mil y feliz finde wapa.

    Respuesta

DEJA UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *