Existen diferentes variedades de alcachofa dependiendo de la zona donde se cultive. La Alcachofa Blanca de Tudela, de pequeño tamaño y de forma un poco más redondeada, se encuentra ahora en pleno esplendor. Cuenta con Indicación Geográfica Protegida IGP que es una garantía de calidad.

Alcachofas en salsa con jamón

Ingredientes:

– 1 kg de alcachofas
– 250 g de jamón serrano bajo en sal
– 1 cebolla
– 3 dientes de ajo
– el zumo de medio limón
– sal y aceite de oliva
Alcachofas en salsa con jamón

Preparación:

Mientras limpiamos las alcachofas ponemos a calentar agua con sal y el zumo de limón (el ácido cítrico evita que las alcachofas se oxiden) Lavamos las alcachofas, cortamos la parte superior de las hojas y la parte inferior donde está el pedúnculo. Retiramos las hojas externas que son muy duras.  Cocemos hasta que estén tiernas. En una olla rápida serán unos veinte minutos.
Preparamos la salsa. Picamos la cebolla, el ajo y el jamón. Sofreimos la cebolla y el ajo en un fondo de aceite. Cuando la cebolla esté transparente echamos el jamón. Damos un par de vueltas y añadimos la harina, removemos dos minutos y regamos con dos vasos del líquido de la cocción de las alcachofas. Dejamos a fuego lento removiendo de vez en cuando durante cinco minutos.
Colocamos las alcachofas  previamente escurridas por encima de la salsa y continuamos a fuego lento diez minutos más. Para que no se deshagan las alcachofas no removemos con una cuchara sino que lo haremos  agitando la olla.

Alcachofas en salsa con jamón

Curiosidades:

La alcachofa ha sido considerada desde siempre un alimento muy saludable, no en vano podemos encontrar concentrados y suplementos nutricionales elaborados a partir de esta hortaliza. A veces rechazada por su sabor amargo, no debería faltar en una dieta equilibrada. Muy rica en fibra y micronutrientes como la vitamina B y C y minerales como el hierro, calcio, fósforo y magnesio. Nos ayuda a eliminar líquidos del organismo, a neutralizar los ácidos estomacales, contribuye a disminuir el colesterol y a absorber el calcio. Es muy útil para combatir infecciones del hígado y de las vías biliares.

17 Comments

  1. Lola Martínez 28 marzo 2017 at 19:04

    A mi me privan de todas formas, con jamón también, así que ya estoy tardando en prepararlas de esta manera sencilla y sana.
    Un beso.

  2. Cuca 29 marzo 2017 at 11:52

    No soy yo muy amante de las alcachofas y vaya por delante que es más un problema de textura que de sabor, pero estas con esa salsita tienen una pinta de lujo

    ¡Besos mil!

  3. Raquel Galin 29 marzo 2017 at 16:15

    Me encantan las alcachofas hoy mismo he comido al microondas tu sugerencia me encanta hace tiempo que no las hago asi.
    Un beso

  4. Las Recetas de Malena 29 marzo 2017 at 16:35

    A mi también me encantan y no creas que somos muchas las que disfrutamos de su sabor. En casa tengo de todo. Con salsa siempre resultan más fáciles de comer para lo más reticentes.
    Un besito 🙂

  5. Las Recetas de Malena 29 marzo 2017 at 17:05

    La textura nos hace rechazar un montón de alimentos. A mi niña mayor la textura de la fruta en general no le gusta y le cuesta mucho tomarla.
    Un besito Cuca 🙂

  6. Kasioles 29 marzo 2017 at 17:55

    Me encantan las alcachofas, de la forma que tú las has preparado están exquisitas, no me importaría comerme ahora unas cuantas, ya me has hecho pensar en la cena.
    Te deseo una estupenda semana, ahora que vuelve el buen tiempo.
    Cariños.
    kasioles

  7. Nenalinda 31 marzo 2017 at 19:48

    Uummmmmmmmmmmm con lo que me gustan las alcachofas y las pocas veces que las hago seguro que estas tuyas estan de muerte relenta ,que pena no poder dar cuenta de un plato,te han quedado de relujo.
    Bicos mil y feliz finde wapa.

  8. Las Recetas de Malena 2 abril 2017 at 16:58

    Yo tampoco las hago a menudo Chus. La temporada de alcachofas frescas dura tan poco que cuando me doy cuenta ya están abiertas y no sirven. Algunas veces utilizo las envasadas pero no es lo mismo.
    Un besiño grande 🙂

DEJA UN COMENTARIO