miércoles, 23 de marzo de 2016

Bizcocho blanco de nata

Este bizcocho de claras es conocido en Galicia como "bica de Laza", una localidad de la provincia de Orense. Es muy característica su miga compacta de color blanco y suave sabor a nata. Una auténtica delicia.

Bizcocho blanco de nata

Ingredientes:


Bizcocho blanco de nata- 8 claras de huevo
- 350 g de harina 
- 400 ml de nata para montar
- 450 g de azúcar
- mantequilla para el molde
- un pellizco de sal







Preparación:

Separamos las yemas de las claras que vamos echando en un bol amplio. Con una máquina de varillas  montamos las claras a punto de nieve con un pellizco de sal; cuando estén semimontadas, añadimos el azúcar cucharada a cucharada hasta que nos quede un merengue fuerte -si levantamos las varillas del merengue ha de quedar como un pico de loro-
En otro bol montamos la nata. La nata tiene que tener un 35 % de materia grasa y ha de estar muy fría. 
Tamizamos la harina y vamos añadiendo poco a poco las claras de huevo con movimientos envolventes para que no se nos bajen. Echamos un par de cucharadas de merengue sobre la harina, mezclamos y así hasta que terminemos todo. Repetiremos la misma operación con la nata montada.
Untamos un molde apto para el horno con mantequilla, lo cubrimos con papel sulfurizado y volvemos a untar este papel con más mantequilla. Volcamos la masa sobre el molde espolvoreando la superficie con un poco de azúcar y metemos en el horno precalentado a 180 grados con calor arriba y abajo y aire si lo tenéis, durante 45 minutos.
Cuando esté listo lo retiramos del molde y lo dejamos enfriar sobre una rejilla.

Bizcocho blanco de nata

Curiosidades:


El bizcocho blanco tiene la peculiaridad de que no lleva ningún tipo de levadura. Su textura esponjosa se debe al aire que incorporamos al montar las claras de huevo por un lado y la nata por el otro. 
Se conserva fresco durante días en una lata o envuelto en papel film. Es ideal para acompañar el desayuno o un café a media tarde. Como podéis ver se hace en un momento y no es nada complicado, así que no tenemos excusa para hacer nuestros bizcochos en casa y evitar comprar esa bollería industrial tan poco recomendable.
Las yemas que hemos descartado las podemos utilizar en otras preparaciones como, por ejemplo, una rica crema pastelera que podemos congelar y utilizar cuando nos venga bien.


Si te ha gustado esta entrada, te invito a suscribirte por correo electrónico para recibir todas las novedades del blog en tu bandeja de entrada.
---

20 comentarios:

  1. Tiene una pinta estupenda, a ver si lo pruebo pasado fiestas, jeje
    Besote!!!!

    ResponderEliminar
  2. Respuestas
    1. Gracias Trini. Me alegra que te guste.
      Un besito guapa :)

      Eliminar
  3. Una pinta maravillosa que suave tiene que estar .
    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy suave y con un sabor muy delicado Carmen.
      Un besito :)

      Eliminar
  4. Muy ricas, se me hace la boca agua, un beset

    ResponderEliminar
  5. En Galicia se le llama "bica" y no bizca. Yo le echo mantequilla (125grs) y menos nata (200grs), el resto de la elaboración es bastante similar a la receta que yo tengo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Susana. Ya sé que en Galicia se llama bica y no bizca. Se ha tratado de un error tipográfico que gracias a tu comentario ya ha sido subsanado.
      Un saludo

      Eliminar
    2. Gracias Susana, cuando tenga usted un blog nos cuenta su receta, de momento no nos importa, buena tarde.

      Eliminar
  6. En Galicia se le llama "bica" y no bizca. Yo le echo mantequilla (125grs) y menos nata (200grs), el resto de la elaboración es bastante similar a la receta que yo tengo

    ResponderEliminar
  7. Respuestas
    1. Las claras de huevo y la nata montada hacen que resulte así de esponjoso.
      Un besito :)

      Eliminar
  8. Divnisimaaaaaaaaaaaa no lo siguiente no veas las ganas que me han entrado de un caxin ahora que estoy tomandome una infusion ,yo tambien la hago para aprovechar las claras de la crema pastelera.
    Bicos mil wapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahora mismo compartíamos un ratito Chus. Tu pones la infusión y yo el bizcocho.
      Un besiño guapísima :)

      Eliminar
  9. Se ve super esponjosito y delicioso,tienes toda la razón, no hay nada como lo hecho en casa.Yo he tomado la decición de no volver a comprar nada fuera a menos de que no tenga mas remedio. El otro día fuí al mercado del barrio donde supuestamente compras cosas "sanas y caseras" y vi un bizcocho de chocolate que tenia muy buena pinta y me lleve un cacho, al comer el último trozo ya sentí como si me dieran una patada en el estómago y sentí malestar dos días. Cuál es mi sorpresa, que voy al supermercado y veo el mísmo bizcocho, era de esa bollería industrial que venden en todas esas cadenas de super e hipermercador que son puro veneno,puaggggg prefiero hacerme un bizcocho yo aunque sea a las 12 de la noche que volver a probar semejante guarrería que sabe Dios de que estrá hecha.
    Bueno me he enrollado más de la cuenta pero bueno tu seguro que me comprendes jejejej ;-)
    Un beso guapísima y gracias por tus consejos y recetas tan sencillas y ricas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja Nieves te comprendo perfectamente. Cuando desayuno una magdalena o un trozo de bizcocho comprado lo estoy digiriendo toda la mañana. Soy un poco pesada y ya lo he repetido um montón de veces en el blog, no hay nada mejor que la repostería casera y además se hace en un momento. Es cuestión de actitud.
      Un besito muy grande y muchas gracias :)

      Eliminar
  10. Me ha encantado la receta Malena, la verdad es que había oído el nombre pero nunca lo he probado, me ha encantado lo esponjoso que se ve y sin nada de Levadura, he leído el comentario de Nieves y tiene razón yo ya no compro bollería industrial desde hace mucho, prefiero no comer nada, es más hay veces que voy con las amigas a tomar un café y nos ponen trocitos de bizcocho, yo siempre dejo el mio pues me parece ese industrial y ya desconfío por muy rico que les parece a las demás, a veces pienso que soy demasiado exigente ja,ja,ja.
    Un besito guapísima y a ver si desde ahora puedo ir al día en mis comentarios.

    ResponderEliminar
  11. Que blanca y esponjosa queda la miga de esa bica tan rica. Unos buenos cachos de los que hay ahí me comía yo, que me encanta y es un estupendo desayuno o merienda.
    Un beso.

    ResponderEliminar