miércoles, 9 de septiembre de 2015

Tarta suave con quesitos de Ermitas

Esta es una de esas tartas con una textura tan suave y delicada que te resulta prácticamente imposible no tomar un segundo trozo. Es mejor dejarla hecha el día anterior y solamente desmoldarla antes de servir.
Es muy muy fácil de hacer.


Ingredientes:


- 12 galletas
- 8 quesitos
- 1 litro de leche
- 6 huevos
- 6 cucharadas de azúcar
- 2 sobres de cuajada

Para el caramelo:

- 3 cuharadas de azúcar
- 1 cucharada de agua


Preparación:


Primero hacemos el caramelo, como el molde que he utilizado es de cristal lo  he aprovechado para hacer en él el caramelo; ponemos las tres cucharadas de azúcar en el molde donde realizaremos la tarta,  espolvoreamos el azúcar con la cucharada de agua y lo metemos en el microondas hasta que se dore, a mitad de cocción sacamos el molde del micro y le damos unas vueltas para que el azúcar se pase por todos los lados. Tenemos que vigilar para que no se nos queme. Si queréis podéis hacer el caramelo en una sartén y echarlo sobre el molde que vayáis a utilizar.  Extendemos el caramelo por toda la base del molde y lo dejamos enfriar.


Del litro de leche separamos una taza y disolvemos en ella los dos sobres de cuajada. Ponemos el resto de la leche a calentar con los huevos batidos, el azúcar y los quesitos que previamente habremos machacado con un tenedor. Removemos hasta que se disuelvan todos los ingredientes y añadimos la cuajada disuelta en la leche. Dejamos que hierva y volcamos sobre el caramelo.
Cubrimos toda la superficie del molde con las galletas dejamos enfriar primero a temperatura ambiente y luego en el frigorífico. Cuando esté bien fría la desmoldamos y ya está lista para comer.


Curiosidades:


Los sobres de cuajada tenemos que disolverlos previamente el leche fría porque si los echamos directamente con el resto de ingredientes lo más probable es que se formen grumos difíciles de eliminar.
Este postre podemos encuadrarlo dentro de postres lácteos , la leche, los quesitos y los huevos nos van a proporcionar  proteínas de alto valor biológico. 
El azúcar y la grasa de la leche y los quesitos lo convierten en un plato muy calórico.





Si te ha gustado esta entrada, te invito a suscribirte por correo electrónico para recibir todas las novedades del blog en tu bandeja de entrada.
---

7 comentarios:

  1. Qué ganas me han entrado de probar este postre; es una delicia verlo, asi que comerlo...umm!!
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es de esos postres que no decepcionan y gustan a casi todos.
      Un besito María :)

      Eliminar
  2. que ganas de meter la cuchara! se ve delicioso, bicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja ja ja Viví, pues adelante, vente para acá que compartimos!
      Un besiño :)

      Eliminar
  3. ¡Se me hace la boca agua! Yo que jamás he dicho que no a un trozo de tarta de queso no iba a ser menos con la tuya

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo soy de las tuyas Cuca, me encantan todas las tartas de queso.
      Un besito :)

      Eliminar
  4. Que pintaza tiene!!!! He de intentar hacerlo, a ver si encuentro sobres de esos de cuajada, igual están por todas partes pero es algo que ni sabía que existia, jajaja
    Besote!!!!

    ResponderEliminar