martes, 4 de agosto de 2015

Refrescos azucarados. Riesgos de su consumo


El aumento disparatado de bebidas azucaradas a nivel mundial ha generado una gran preocupación porque sus consecuencias no son sólo inmediatas, sinó que trascienden a un futuro próximo. Aunque los mayores consumidores de estas bebidas son los menores de 45 años,  estos verán sumados a los problemas propios de la edad, otros consecuencia de estos hábitos.  Las bebidas edulcoradas artificialmente incrementan el riesgo de obesidad,caries, diabetes y como consecuencia, enfermedades cardiovasculares y cáncer.

Refrescos azucarados. Riesgos de su consumo

Las cifras son realmente alarmantes: el consumo de bebidas azucaradas artificialmente - aquí se incluyen todo tipo de refrescos, gaseosas, bebidas energéticas y tés endulzados- son causantes de 184.000 muertes al año en el mundo; 133.000 muertes consecuencia de la diabetes, 45.000 por enfermedades cardiovasculares y 6.460 de distintos tipos de cáncer.

Refrescos azucarados. Riesgos de su consumo

La OMS -Organización Mundial de la Salud-  apunta que el consumo diario de azúcar no debe sobrepasar el 10% de las calorías totales.  Estas recomendaciones, tanto para adultos como para niños, equilvaldrían a unas cuatro cucharadas de azúcar al día para los adultos (unos 80 gramos) que en la población infantil se vería reducido aproximadamente a la mitad ( unos 37 gramos). Si consideramos el azúcar de composición propio  de los alimentos, el azúcar que podemos aportar a la dieta es mínimo. No son sólo las bebidas azucaradas, algunos alimentos nuevos  que forman parte de nuestra dieta -véase el ketchup- poseen cantidades ingentes de azúcar.

Refrescos azucarados. Riesgos de su consumo

Las bebidas azucaradas son, nutricionalmente hablando, vacías, ya que su aporte de nutrientes es nulo, mientras que su aporte calórico es muy elevado. Un refresco tipo de 250ml puede contener unos 30 gramos de azúcar.
Con los niveles alarmantes que existen en la actualidad de personas con obesidad y sobrepeso, incluidos los más pequeños,  las recomendaciones son las de reducir drásticamente el consumo de estas bebidas e incluso a eliminarlas totalmente de nuestra dieta. Lo que está claro, es que no deben convertirse en el acompañamiento diario de nuestras comidas, ni deben formar parte habitual de nuestras vidas, en todo caso deberíamos consumirlas sólo de forma eventual y habituarnos a beber más agua, que además de no aportarnos ninguna caloría, nos hidrata mucho más que cualquier otra bebida.

Si te ha gustado esta entrada, te invito a suscribirte por correo electrónico para recibir todas las novedades del blog en tu bandeja de entrada.
---

9 comentarios:

  1. Me parece una entrada muy buena. Yo nunca he sido una gran consumidora de estos refrescos pero hace bastantes años que los tengo prácticamente desterrados de mi dieta.

    Me asombra conocer a muchísima gente que es incapaz de comer si no toma refrescos u otras bebidas que no son nada saludables aunque te las vendan como lo más por no llevar burbujas.

    A mí me asusta la cantidad de azúcares que llevan porque yo me miro las etiquetas de todo aunque se ve que la mayoría del mundo pasa del asunto.

    A ver si con tu entrada ayudas a ver las cosas desde otra perspectiva

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es lo que tenemos que hacer Cuca, leer el etiquetado. En él tenemos casi toda la información que necesitamos aunque entiendo que haya gente que le resulta cuesta arriba porque a veces son bastante ilegibles.Mil gracias por tu comentario.
      Un besito :)

      Eliminar
  2. Nunca he sido muy amiga de estas bebidas ni, en general, del azúcar refinada. No por nada, sencillamente no me las pedía el cuerpo. Y está claro que es sabio, últimamente no dejan de salir estudios evidenciando las consecuencias de abusar del azúcar, así que ahora la evito no solo porque no me apetezca sino, además, por salud. Hace unos meses me resultó muy interesante este post, te paso el enlace por si apetece leerlo:
    http://loqueveomientrascorro.com/2014/11/25/dos-meses-sin-azucar-el-resultado/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto que debemos aprender a escuchar nuestro organismo.seguro que así dejaríamos de consumir muchos productos que no nos hacen ningún bien.
      Muchas gracias por el post. Enseguida me paso a leerlo.
      Un besito :)

      Eliminar
  3. Muy buena entrada, en casa no entra ningun refresco bebemos agua , pero hay mucha gente enganchada a estos refrescos besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El agua es el mejor refresco sin duda. Los refrescos azucarados es mejor dejarlos solo para ocasiones puntuales
      Muchas gracias Inma
      Un besito :)

      Eliminar
  4. A mi es que lo azucarado no me gusta. No me gusta la coca cola, ni me pongo azúcar en el café ni en el te, pero claro como tu dices hay en tantos alimentos... y además me encantan los pasteles. Gracias por la entrada es muy interesante

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una suerte que no te guste el azúcar... A mi me encanta todo lo dulce pero procuro controloarme y escapo de los bollos industriales y de los refrescos azucarados sobre todo
      Un besito Pilar :)

      Eliminar
  5. A mi es que lo azucarado no me gusta. No me gusta la coca cola, ni me pongo azúcar en el café ni en el te, pero claro como tu dices hay en tantos alimentos... y además me encantan los pasteles. Gracias por la entrada es muy interesante

    ResponderEliminar