martes, 7 de julio de 2015

Conservas de verduras

Desde que Nicolás Appert descubrió la esterilización en frascos de cristal, la conservación de verduras mediante este método no ha dejado de evolucionar. La industria alimentaria ha ido mejorando los mecanismos para envasar unos alimentos tan perecederos de una forma cada vez más saludable.  Así,  podemos encontrar en todos los puntos de venta de alimentos un gran abanico de productos vegetales como patatas, espárragos, pimientos, acelgas, espinacas, champiñones... E incluso con distintas preparaciones; los tomates con o sin piel, enteros o troceados, menestra de verduras, ensaladas variadas... Imposible enumerarlos todos.

Conservas de verduras

¿Pero podemosconsumir estas conservas?, ¿Son realmente seguras o sólo se puede echar mano de ellas en un caso de emergencia?. Os puedo contestar con un sí rotundo. Sin problema alguno, las conservas de verduras pueden ocupar un puesto destacado en nuestra despensa ya que son una alternativa perfecta a las verduras frescas.
Conservas de verduras

Las verduras frescas una vez recolectadas, se lavan concienzudamente, si fuese necesario se someten a un proceso de pelado - sería el caso de las patatas, zanahorias o cebollas- . A continuación se introducen en agua caliente y se enfrían rápidamente. Esto se llama blanqueo y se realiza para evitar el deterioro de las verduras, desactivando los enzimas que forman parte de su composición. 
¿Qué pasa con los aditivos tan temidos por los consumidores?. Hay gran cantidad de conservas vegetales que no llevan ningún tipo de aditivo.  En algunas conservan se añade ácido ascórbico que no es ni más ni menos que vitamina C.  Otras tienen E-300, un acidulante completamente inocuo. En ocasiones los envases pueden trasladar a los alimentos un compuesto llamado bisfenol A o BPA que para nada supone un riesgo para el consumidor. Lo que debemos tener en cuenta es que en estas conservas el contenido en sal suele ser bastante elevado. Para evitarlo, podemos lavar las verduras bajo el chorro de agua fría antes de su consumo o contrarrestar su aporte de sal en las preparaciones con otros alimentos que no lleven sal.

Conservas de verduras

Las verduras en conserva son una excelente opción. Mantienen prácticamente todas sus propiedades nutricionales, podemos tenerlas en casa sin que se deterioren y echar mano de ellas en cualquier momento y son una fuente de vitaminas, minerales y fibra que nos ayudarán a estar más sanos.

Si te ha gustado esta entrada, te invito a suscribirte por correo electrónico para recibir todas las novedades del blog en tu bandeja de entrada.
---

8 comentarios:

  1. Hola Malena tu siempre enseñando buenas cosas, tu post me ha parecido muy interesante como siempre.
    Un besito y feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Manoli Me encanta que te haya gustado.
      Un besito muy grande :)

      Eliminar
  2. Hola Malena, como siempre, muy interesante tu propuesta del envasado al vacío. Un biquiño.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Graciñas Maria. Tu siempre tan riquiña
      Un besiño :)

      Eliminar
  3. Gracias por la informacion , yo no consumo mucho estas verduras por que creia que no era muy recomendable pero ahora con tu explicacion lo are besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay tanta desinformación en materia alimentaria que a veces nos privamos de algunos productos que son una opción excelente. Pero tenemos un gran aliado que es el etiquetado. Merece la pena perder un poco de tiempo a la hora de hacer la compra.
      Un besito Inma :)

      Eliminar
  4. Hola Malena! Paso a despedirme, que ya dejo el blog por vacaciones.
    Me gusta tener algún bote de conserva reservado para caso de apuro, ahora ya sé más cosas sobre el tema, gracias a tí!
    Un beso, feliz verano.

    ResponderEliminar
  5. Felices vacaciones María! Descansa y desconecta de todo, es necesario.
    Un besito muy grande y hasta pronto :)

    ResponderEliminar