martes, 3 de febrero de 2015

Índice glucémico de los alimentos y como repercute en nuestra salud

Los niveles de glucosa de la sangre varían a lo largo del día. Estos niveles se ven incrementados cuando ingerimos un alimento  que contiene carbohidratos,  La velocidad con que aumentan los niveles de glucosa sanguíneos depende de los nutrientes que componen el alimento, del cocinado del mismo e incluso de la presencia  de otros alimentos que podamos tener en el estómago o en el intestino los cuales pueden modificar el proceso digestivo.

índice glucémico

Los alimentos con un alto índice glucémico provocan un aumento rápido de glucosa en sangre que produce un incremento de insulina ( hormona del aparato digestivo que facilita la entrada de la glucosa sanguínea en las células). La insulina segregada activa el metabolismo de de las grasas que transforma la glucosa en grasa y se  almacena en el tejido adiposo.
La insulina consigue de esta manera que la glucosa abandone el torrente sanguíneo y  se puede producir una hipoglucemia  - los niveles de azúcar sanguíneo disminuyen por debajo de lo normal -. Como consecuencia sentimos hambre, comemos más carbohidratos, los niveles de insulina se incrementan nuevamente, volviéndose un ciclo vicioso. Por ello se conoce a la insulina en muchos ámbitos como "la hormona del hambre".

Hablar de índice glucémico sólo tiene sentido en aquellos alimentos ricos en hidratos de carbono, ya que aunque un alimento tenga un índice glucémico alto, si tiene pocos hidratos de carbono no modificará de forma significativa los niveles de glucosa en sangre.

índice glucémico

La carne y las grasas no tienen índice glucémico porque no poseen hidratos de carbono. Los alimentos ricos en grasa y en fibra suelen tener un índice glucémico menor. La manera de cocinar los alimentos también es importante, así, un alimento típicamente rico en carbohidratos como es la pasta, tiene un índice glucémico superior si está muy cocido que si lo cocinamos al dente.

índice glucémico

Cuando ingerimos un alimento con índice glucémico bajo, no se producen picos de glucosa ni la liberación brusca de insulina, la glucosa permanece circulando durante más tiempo en la sangre e inhibe la sensación de hambre.
Para disminuir el índice glucémico en nuestra dieta debemos consumir más pan, arroz y harinas integrales, consumir verduras y frutas frescas con pie y evitar cocinar demasiado los alimentos.



Si te ha gustado esta entrada, te invito a suscribirte por correo electrónico para recibir todas las novedades del blog en tu bandeja de entrada.
---

9 comentarios:

  1. Jo me parece un post de lo más interesante, cocina y además salud, pues fantástico¡ mil besiños

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias Vero. Me alegra que te guste.
      Un besiño ;)

      Eliminar
  2. Una estupenda información ,gracias por compartir .
    Me quedo para seguirte .Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Carmen. Estamos en contacto.
      Un besito ;)

      Eliminar
  3. Una entrada estupenda, super clara e interesante, me encanta, muchas gracias por la información!!
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias a tí Raúl. Un placer que te haya resultado de interés.
      Un besito :)

      Eliminar
  4. Muy interesante Malena, hay cosas en las que no repasamos a la hora de alimentarnos y ésta es muy importante
    Gracias por compartir estos conocimientos con nosotros

    ResponderEliminar