martes, 20 de enero de 2015

La vitamina C, la vitamina más conocida

Pocas vitaminas son tan populares y conocidas como la vitamina C. Todos desde niños hemos oído hablar de sus propiedades contra el catarro y eso de " bébete pronto el zumo que si no se evaporan las vitaminas". No es cierto que las vitaminas se evaporen y desaparezcan. La vitamina C es una de las vitaminas más delicadas, es decir, que se degradan más fácilmente. En contacto con la luz del sol y con el oxígeno del aire se produce la oxidación de la vitamina y ésta  pierde sus propiedades y su actividad. Para evitarlo tenemos que pelar la fruta o hacer el zumo justo antes de tomarlo.

Vitamina C

La vitamina C también se llama ácido ascórbico y pertenece, junto a las vitaminas del gurpo B, a las vitaminas hidosolubles llamadas así porque se disuelven en agua. Muchos alimentos que contienen vitamina C la pierden tras la cocción, una forma de recuperarla sería aprovechar este agua de cocción para otras preparaciones y procurar que los tiempos de cocción no sean demasiado largos. Una buena idea es utilizar ollas rápidas o a presión. La ventaja de las vitaminas hidrosolubles es que no son acumulables en el organismo por lo que no pueden generar toxicidad, si tenemos un exceso de estas vitaminas las eliminamos por la orina o el sudor.

Vitamina C

Nuestro cuerpo no puede sintetizar la vitaminaC por lo que tenemos que tomarla de los alimentos y necesitamos un aporte diario de la misma, cuanto mayor sea su aporte a través de la alimentación, mayor será su absorción en el organismo. Unos niveles bajos de vitamina C provocan hemorragias, sangrado de las encías, una mala cicatrización de heridas y un incremento de las infecciones. Se debe incrementar su aporte en aquellas personas deprimidas, decaídas, que se sienten fatigadas y en los enfermos en general. En casos de anemia ferropénica, por falta de hierro, se debe tomar hierro y vitamina C a la vez ya que ésta contribuye a su absorción.
La vitamina C es un potente antioxidante, esto quiere decir que contribuye a la eliminación de radicales libres, previniéndonos del cáncer y de enfermedades cardiovasculares y retrasando el envejecimiento celular. Fortalece el sistema inmunológico y contribuye al metabolismo mineral óseo, importante para la prevención de la osteoporósis.  Es muy importante mantener unos niveles adecuados de esta vitamina  para todas las personas y todas las edades, pero especialmente en deportistas ya que previene de posibles lesiones porque participa en la síntesis de colágeno.


Vitamina C

Para asegurarnos un aporte correcto de vitamina C debemos tomar legumbres, verduras, tomates y cítricos. No todos los alimentos tienen el mismo contenido en vitamina C, las naranjas al contrario de lo que creemos no son las que más tienen. Os voy a dar una lista de alimentos de mayor a menor proporción:
pimientos  >  coles de bruselas > brécol > coliflor > fresas > kiwi > limón> naranja (tiene la mitad que el kiwi) > mandarina > espárragos = tomate.

Si te ha gustado esta entrada, te invito a suscribirte por correo electrónico para recibir todas las novedades del blog en tu bandeja de entrada.
---

4 comentarios:

  1. sin duda una vitamina muy necesaria y que ademas nos viene de alimentos ricos y sanos, una entrada muy instructiva, bicos

    ResponderEliminar
  2. Pues a mi me encantan las coles de Bruselas. Voy a ver si convenzo a mi intendente que me las compre para cenar; gracias Malena

    ResponderEliminar