jueves, 18 de diciembre de 2014

Los dulces navideños a examen

Resulta una tarea de titanes pasar estas fiestas navideñas sin añadir ningún gramo a nuestra fisonomía. Se calcula que los españoles engordamos una media de dos kilogramos en Navidad y es que en estas fiestas, como en casi todas, la gastronomía nos juega malas pasadas.¿Quién puede resistirse a esas comidas especiales, con sobremesas interminables rodeados de dulces?

dulces navideños


Los ingredientes que integran los dulces de Navidad son azúcar, manteca, frutos secos, grasas, miel,  cacao... todos ellos altamente calóricos. No nos engañemos, engordan una barbaridad. Para que os hagáis una idea vamos a ver algunos de los dulces más consumidos en estas fechas, por ejemplo, tanto el turrón duro como el blando están compuestos principalmente de almendras, un alimento saludable típico de la dieta mediterránea; también contienen otros ingredientes como miel, huevo  o azúcar, pero 100 gramos de turrón nos aportan 486 calorias - una porción de 25 gramos, 121 calorías-
Si hablamos de turrón de chocolate, 100 gramos de chocolate negro con almendras tiene 535 calorías  y el de chocolate con leche y almendras es algo más calórico - 100 gramos tienen 549 calorías-.

dulces navideños

Los mantecados son menos saludables porque están elaborados con manteca de cerdo, una grasa saturada nada recomendable para la salud. 100 gramos aportan 460 calorías - un mantecado 115 calorías-
Los polvorones deben su nombre a que están compuestos de azúcar en polvo, pero, al igual que los mantecados, contienen manteca de cerdo. Son ligeramente más calóricos: 100 gramos aportan 480 calorías - un polvorón de 25 gramos, 120 calorías-
Los mazapanes tienen almendra como ingrediente mayoritario. Una figurita de mazapán contiene 125 a 150 calorías.
El postre navideño menos calórico es sin lugar a dudas el Roscón de Reyes, unos 100 gramos contienen 108 calorías. La cosa se complica cuando este roscón está relleno, entonces su valor calórico asciende de manera alarmante.
Como podéis comprobar los dulces navideños son una bomba de calorías y como no sería justo renunciar a ellos, os recomendaría que los comáis con moderación, en pequeñas cantidades y que nos limitemos a comerlos exclusivamente en los días señalados.
Si quieres saber más para cuidar tu alimentación estas navidades puedes leer en mi blog: Excesos navideños. Claves para prevenirlos



dulces navideños


Si te ha gustado esta entrada, te invito a suscribirte por correo electrónico para recibir todas las novedades del blog en tu bandeja de entrada.
---

6 comentarios:

  1. Están muy ricos pero sí que son una bomba de calorías.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son muy calóricos por lo que conviene saberlo para no abusar. a veces los tenemos delante y no paramos de picotear sin darnos cuenta.
      Muchas gracias María por pasarte por aquí.
      Un besito ;)

      Eliminar
  2. Yo libraré una lucha titánica para que el día 7 la báscula no me dé un disgusto. El año pasado lo conseguí ¡el primero en mi vida! y este año me encantaría volver a lograrlo. No me apetece tener un peso yo-yó y dejar que en mi cuerpo aniden dos kilos de grasa pura. Me pasaré, como todo el mundo, pero días contados, y el resto ¡con una dieta espartana!

    Es complicado ¡pero se puede!

    ¡Felices y dulces fiestas Malena!
    http://losdulcessecretosdecuca.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja, Ja, Ja Tampoco te preocupes tanto, sólo se trata de controlarnos un poquito para no pasarnos. Pero es Navidad y también hay que disfrutar de estos días tan maravillosos.
      Felices Fiestas y un besito enorme ;)

      Eliminar
  3. Hola Malena, qué pena que sean tan calóricos porque están buenísimos. Yo suelo hacer casi todos los dulces en casa y aunque intento no pasarme me resulta difícil no caer en la tentación. Gracias a tu publicación este año en casa más roscón y menos polvorón. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que tenemos que controlarnos un poquito para no echarnos las manos a la cabeza después de las fiestas. Menos mal que sólo es una vez al año...
      Un besiño Alicia :)

      Eliminar