jueves, 11 de septiembre de 2014

Higiene y desinfección para prevenir las intoxicaciones alimentarias


Las intoxicaciones alimentarias pueden surgir por una mala conservación de los alimentos o por una incorrecta manipulación de los mismos, es por ello que debemos mantener una  higiene meticulosa a la hora de cocinar los alimentos; nuestra coina ha de ser un lugar limpio donde no se produzcan contaminaciones por microorganismos evitando así la proliferación de los mismos y el contagio de toxiinfecciones a través de los alimentos. 


Hay que tener en cuenta una serie de pautas a seguir que deben incorporarse automáticamente a nuestros hábitos diarios en la cocina:
mantener las manos siempre limpias; las manos son el vehículo e instrumento principal en la manipulación de los alimentos, es por ello que antes de entrar en la cocina, hemos de lavarlas bien con agua potable y jabón incluyendo el cuidado de las uñas teniendo especial cuidado tras ir al baño, manipular basura o tocar alimentos crudos. Si tenemos algún corte o herida, deberemos cubrir la mano afectada con un guante.

no debemos toser o estornudar cuando cocinamos, asimismo, procuraremos no tocarnos la nariz, boca o cabello -que habremos de mantenerlo recogido-  por ser zonas con una concentración microbiana muy elevada. No hablar, cantar o mascar chicle sobre los alimentos para evitar contaminarlos con nuestra saliva.
mantener limpias las mesas y utensilios con los que vayamos a manipular la comida. Esto incluye los paños de cocina que habremos de lavar y cambiar con frecuencia. Del mismo modo, la ropa, mandiles etc, utilizados en la cocina han de estar cuidadosamente limpios. La lejía es el desinfectante por excelencia. 
evitar la contaminación cruzada, esto se refiere a que debemos evitar el contacto entre alimentos crudos y cocinados. Si utilizamos un cuchillo para cortar pescado, debemos lavarlo si queremos emplearlo a continuación para cortar una lechuga.


los animales domésticos no deben entrar en la cocina para evitar que los gérmenes que transportan acaben en la cadena alimenticia.
la basura debe estar apartada de los alimentos y superficies donde vamos a cocinar. Deberá recogerse en bolsas de plástico y en recipientes siempre limpios y cerrados.
conservar, descongelar y cocinar los alimentos adecuadamente. Ésta es la única vía para evitar el crecimiento y posterior desarrollo en los mismos.
utilizar agua potable tanto para lavar como para cocinar los alimentos.






Si te ha gustado esta entrada, te invito a suscribirte por correo electrónico para recibir todas las novedades del blog enHigiene y desinfección para prevenir las intoxicaciones alimentarias


---

No hay comentarios:

Publicar un comentario