martes, 15 de julio de 2014

Bonito en salsa de tomate

El bonito es un pescado azul altamente nutritivo que no podemos encontrar en las pescaderías durante todo el año, hemos de aprovechar los meses de verano, de mayo hasta septiembre, que es cuando se encuentra en su mejor momento para poder disfrutarlo. En general podemos hablar de dos tipos de bonito, el bonito del Norte  y el atún. El bonito del  Norte tiene una carne más sabrosa y blanca y una textura más delicada, además, aunque ambos son pescados grasos, el contenido graso del bonito del Norte es inferior. Es un pescado que admite múltiples preparaciones, a la plancha simplemente está buenísimo o con salsa de tomate resulta muy jugoso.


Ingredientes:


- 1 kg de bonito
- 1 kg de tomates maduros
- 1 cebolla
- 2 dientes de ajo
- medio pimiento verde
- medio pimiento rojo
- medio vaso de vino blanco
- harina
- aceite para freir
- sal


Preparación:


Compramos un trozo de bonito entero de aproximadamente un kilo. Retiramos la piel con la ayuda de un cuchillo -sale fácilmente- y las espinas haciendo un corte por los costados. Nos quedan cuatro trozos hermosos de pescado que cortaremos en pedazos más pequeños como de dos centímetros de altura. Es muy sencillo de limpiar pero también podemos pedírselo en la pescadería. Salamos el pescado, enharinamos y freimos en abundante aceite por ambos lados durante unos minutos, sólo para que la carne adquiera más consistencia y no se nos rompa después, ya que se terminará de cocinar en la salsa. Vamos retirando los trozos de bonito a una fuente y reservamos.


Picamos la cebolla, los dientes de ajo, el pimiento verde y el pimiento rojo. En el mismo aceite en el que hemos pasado el bonito ponemos las verduras hasta que estén tiernas. Pelamos los tomates, cortamos en trocitos y los echamos encima de las verduras; salamos y dejamos cocer a fuego lento durante unos quince minutos. Añadimos el vino blanco y los trozos de bonito que teníamos reservados. Pasados unos diez minutos, ya estará listo para comer.


Curiosidades:


Esta receta es muy cómoda porque podemos dejarla preparada en cualquier momento y calentarla en el momento de servir. Se puede llevar en túpper al trabajo.
Si en lugar de comprar un trozo de bonito queremos economizar, podemos comprar una pieza entera y congelarlo sin ningún problema.
El bonito es un alimento muy saludable por su alto contenido en ácidos grasos omega 3 que ayudan a reducir los niveles de colesterol y previenen enfermedades cardiovasculares. Posee proteínas de alto valor biológico y vitaminas del grupo B, A y D que ayuda a la absorción del calcio.
Las personas con gota, hiperuricemia y ácido úrico alto deben moderar su consumo porque el bonito tiene un porcentaje elevado de purinas.




Si te ha gustado esta entrada, te invito a suscribirte por correo electrónico para recibir todas las novedades del blog en tu bandeja de entrada.
---

2 comentarios:

  1. Gracias por venir a visitarme, así he podido conocerte, me encanta el bonito con tomate, es uno de mis platos favoritos, y este es sensacional, me encanta como lo has cocinado, seguro que tiene que estar buenísimo, me quedo con antojo de probarlo. Me encanta tu blog tienes recetas muy muy ricas. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias por tu comentario. A mi también me ha encantado tu blog y tienes una nueva seguidora. Estaremos en contacto. Un besito.

      Eliminar