jueves, 15 de mayo de 2014

El ejercicio aeróbico como complemento de la dieta


Siempre que nos proponemos comenzar una dieta hipocalórica para bajar algún kilo que nos sobra, además de seguir unas pautas nutricionales debemos realizar algún tipo de ejercicio físico. En concreto nos aconsejan realizar un ejercicio aeróbico, pero en qué consisten estos ejercicios y por qué se recomiendan para las personas que desean perder peso. El ejercicio aeróbico recibe este nombre porque el aire interviene en dicha práctica. Se basa en actividades que necesitan mucho tiempo y en las que se consume un gran volumen de oxígeno como nadar, caminar, bailar, andar en bici. Los cambios metabólicos producidos por este ejercicio no se producen solamente durante el mismo, sino que se mantienen horas después de haberlo practicado.
 En contraposición, en el ejercicio anaeróbico se realiza un esfuerzo muy intenso durante cortos períodos de tiempo como ejercitar la musculación, carreras a contrarreloj... Durante el ejercicio anaeróbico se incrementa la masa muscular, se consume glucógeno y no la grasa almacenada en los músculos por ello este tipo de ejercicios no son los más recomendables si el objetivo es perder peso.  


El ejercicio aeróbico quema la grasa que se encuentra entre los músculos reduciendo la grasa muscular. Si seguimos una dieta baja en calorías el aporte energético está reducido, si a esto le sumamos la realización de algún ejercicio aeróbico nuestro organismo se verá obligado a echar mano de la grasa acumulada para obtener energía y como resultado la bajada de peso será mayor que si no realizamos ningún tipo de ejercicio.


La práctica de ejercicios aeróbicos también incrementa la capacidad pulmonar y mejora el sistema cardiovascular ya que facilita la circulación sanguínea por el aumento del aporte de oxígeno. Además  se liberan endorfinas, unas proteínas que se encuentran en el cerebro y que nos producen sensación de bienestar, mejorando nuestro estado de ánimo general e incluso las horas de sueño.




Estos ejercicios son recomendables para todo el mundo y para todas las edades, aquellas personas que no estén acostumbradas a la realización de ningún tipo de ejercicio deben comenzar poco a poco e ir incrementando la duración del mismo paulatinamente. Otra ventaja es que son actividades económicas, para caminar basta con ropa cómoda preferentemente de algodón, un calzado cómodo y mantener una buena hidratación tanto durante como al finalizar el ejercicio.Tanto si deseáis perder peso como si no, yo os recomendaría que realizaráis algún ejercicio un mínimo de tres días por semana, os aseguro que os vais a encontrar mucho mejor tanto física como mentalmente.





Si te ha gustado esta entrada, te invito a suscribirte por correo electrónico para recibir todas las novedades del blog en tu bandeja de entrada.
---

2 comentarios:

  1. Yo apuesto más por los ejercicios aeróbicos el que más me gusta es caminar,andar en bici y patinar sería la repera,sólo me faltan los patines jajjajaha eso sí me gusta hacerlo acompañada,charlando,es muy reconfortante,yo suelo ir los domingos a un paseo muy bonito cercano a la playa y ría,y me siento muy reconfortada
    Como siempre tanto tus recetas como consejos son muy interesante y les presto especial atención
    Gracias guapa y buen finde

    ResponderEliminar
  2. Yo hago ejercicio a diario: natación, caminar, zumba... Cuando por algún motivo no puedo me falta algo y, sobre todo con zumba que es muy divertido, al terminar me siento muy bien e incluso de mejor humor.
    Muchisimas gracias Nieves por tu atención.
    Un besito enorme y feliz finde guapa :)

    ResponderEliminar