martes, 13 de mayo de 2014

Champiñones con queso

En casa somos unos auténticos apasionados principalmente de dos ingredientes: el queso y el chocolate. Por este motivo abuso mucho de ambos y en mis recetas los utilizo frecuentemente. Todo lo que lleve queso sea del tipo que sea es un éxito asegurado, les encanta. Entonces por qué no preparar unos champiñones  -que siempre podemos encontrar en cualquier época y en todos los supermercados- con queso. 
Sé que resulto un poco repetitiva, pero es que ésta también es una receta muy sencilla, con ingredientes de andar por casa y que se prepara en un abrir y cerrar de ojos. Yo la suelo poner de cena y también cuando necesito un entrante rápido y resultón.
Si os gusta el queso y los champiñones no dudéis en prepararla, ya me contaréis.


Ingredientes:

- un kilo de champiñones
- 100 g de queso gouda
- 100 g de queso brie
- 50 g de queso azul
- dos cucharadas de aceite de oliva     
- dos dientes de ajo
- sal
- orégano


Preparación:


Limpiamos los champiñones cortando la parte del pie que está en contacto con el sustrato y los lavamos  bien en agua fría. Cortamos los champiñones en láminas de medio centímetro de grosor. Picamos los dos dientes de aajo para que nos den sabor pero que no se noten en el plato y los doramos en una sartén con las dos cucharadas de aceite. Una vez dorados ponemos los champiñones laminados y añadimos la sal con precaución, ya que aunque al principio parezca mucha cantidad, los champiñones se componen principalmente de agua y van a reducirse considerablemente. También debemos tener en cuenta que los quesos son bastante salados.
Dejamos cocinar a fuego fuerte para que los champiñones pierdan el agua. Mientras tanto cortamos los quesos en lonchas no demasiado finas, como de un centímetro de grosor. Cuando estén los champiñones bajamos el fuego al mínimo, repartimos el queso por encima y cubrimos con una tapadera hasta que esté fundido.
Espolvoreamos con un poco de orégano y servimos inmediatamente.


Curiosidades:



Esta rceta está muy rica con champiñones frescos pero también podéis utilizar champiñones en lata que solemos tener en la despensa para un apuro. En este caso basta con que los escurráis y los añadáis a la sartén donde hemos dorado los ajos, los dejáis unos cinco minutos al fuego y a continuación ponéis el queso.
Los quesos los podéis sustituir por otros que os gusten más, Si sois poco aficcionados al queso utilizad alguno suave, como un queso fresco que le aporte menos sabor al plato.
Los champiñones tienen un efecto antioxidante debido a su alto contenido en Selenio, es decir, actúa contra los radicales libres previniendo el envejecimiento celular y el cáncer. Además contiene Fósforo, Magnesio y Potasio.
Es una verdura muy recomendable para personas con colesterol alto ya que contiene vitamina B5 o ácido pantoténico que tiene la propiedad de reducirlo.
Esta receta es apta para celíacos.









Si te ha gustado esta entrada, te invito a suscribirte por correo electrónico para recibir todas las novedades del blog en tu bandeja de entrada.
---

4 comentarios:

  1. Viendo a estas horas esta receta ... ummmm, pero qué hambre me está entrando. Qué fácil, barato y riiiiiiiiiiico que debe de estar este plato. Lo probaremos, además, en mi casa los quesos nos encantan a todos.

    ResponderEliminar
  2. Gracias María, tu siempre tan amable con tus comentarios. A nosotros también nos encanta el queso y lo utilizo en muchas recetas. Un beso.

    ResponderEliminar
  3. que ricos de esta manera ni los he probado !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias ! Me alegro que te hayan gustado, además son muy sencillos de hacer . Un beso

      Eliminar