martes, 1 de abril de 2014

Crema de calabaza con picatostes

Las cremas de verduras en general son una fuente inagotable de vitaminas y minerales, se puede decir que son el plato más saludable. La cantidad de verduras que contiene una crema es muy superior a si se comen tal cual, sin triturar, por lo que estos platos son muy interesantes para los niños que les cuesta tomarlas o para las personas mayores  con carencias nutricionales.
Podéis combinar las verduras que más os apetezcan variando el sabor de las cremas; todas ellas están deliciosas y son para principiantes en la cocina.


Ingredientes:


- un kg de calabaza
- una cebolla
- dos dientes de ajo
- dos patatas medianas
- medio vaso de leche o de nata
- dos cucharadas de aceite de oliva
- agua
- sal

Para los picatostes:


- media barra de pan del día anterior
- aceite


Preparación:


Pelamos la calabaza, la cortamos por la mitad, retiramos las pepitas y la troceamos. No hace falta que sean trozos pequeños porque los vamos a triturar. Hacemos la misma operación con el resto de las verduras, la cebolla, los ajos y las patatas.
Ponemos dos cucharadas de aceite de oliva en una olla y doramos en ella la cebolla y los ajos. Añadimos la calabaza cortada, las patatas y la sal. Cubrimos con agua y dejamos cocer, primero a fuego fuerte y cuando comience a hervir bajamos el fuego. Añadimos más cantidad de agua si es necesario.  Dejamos cociendo hasta que las verduras estén tiernas, pinchamos con un tenedor la calabaza que es la más dura.


Una vez cocidas tenemos que triturarlas pero antes retiramos parte del agua de cocción, no la tiramos, la ponemos en un bol por si la necesitamos más tarde. Echamos la leche o la nata y trituramos con la batidora en la misma olla; si nos queda la crema muy espesa añadimos el caldo de cocción que tenemos reservado hasta conseguir la consistencia deseada.
Para hacer los picatostes: 
cortamos el pan en dados y los freímos en aceite de oliva muy caliente. Les damos vueltas hasta que se doren por todas las partes y retiramos a un plato con papel absorbente.
Servimos la crema de calabaza bien caliente, echamos un par de cucharadas de picatostes en cada plato y a disfrutar!


Curiosidades:


La calabaza es una hortaliza muy rica en carotenos, de ahí su color anaranjado intenso, los carotenos neutralizan los radicales libres que degeneran las células en enfermedades como el cáncer o el envejecimiento de la piel. 
Tiene mucha fibra y muy pocas calorías. Si cuidáis vuestro peso esta es una receta muy recomendable, el aporte calórico se verá reducido si elimináis la nata, utilizáis leche desnatada y no le añadís los picatostes.
Eliminando los picatostes, es un plato que podéis llevar en tupper al trabajo, es apto para celíacos y lo dejáis preparado el día anterior sin ningún problema.






Si te ha gustado esta entrada, te invito a suscribirte por correo electrónico para recibir todas las novedades del blog en tu bandeja de entrada.
---

No hay comentarios:

Publicar un comentario