martes, 18 de marzo de 2014

Pavo con pimientos

Esta es una receta muy sana con pocas calorías pero muy rica. Como todas las recetas que os propongo es sencilla de preparar y los ingredientes los podéis encontrar en cualquier supermercado. Como ingrediente principal tiene pechuga de pavo, pero no la pechuga de pavo elaborada que se encuentra en la sección de charcutería de los supermercados, si no la pechuga fresca que está en las carnicerías.


Ingredientes:

- un kg de  pechuga de pavo fresca
-un pimiento rojo
- un pimiento verde
- medio vaso de vino blanco
- tres cucharadas de aceite de oliva
- sal y pimenta


Preparación:

Limpiamos la pechuga de pavo de la grasa que pueda tener -siempre debemos retirar la grasa de las carnes que vayamos a preparar y quedarnos sólo con la parte magra- y la cortamos en dados como de dos centímetros de largo; también podemos pedirle al carnicero que nos la corte.


Salpimentamos los trozos de pechuga y doramos en una sartén con las tres cucharadas de aceite, dejamos cocinar unos diez minutos dándole vueltas de vez en cuando con una cuchara de madera para que se pase por todos los lados. Retiramos para una fuente y reservamos.
Mientras hacemos el pavo limpiamos los pimientos, retiramos las pepitas, lavamos y cortamos en tiras. En la misma sartén en la que hemos dorado el pavo ponemos los pimientos y dejamos que se hagan otros diez minutos o hasta que veáis que ya están tiernos. Una vez cocinados los pimientos añadimos el pavo que teníamos reservado y el medio vaso de vino blanco. Dejamos cocer a fuego lento cinco minutos, rectificamos de sal si hiciese falta y listo para comer.


Curiosidades:

La pechuga de pavo es un alimento altamente proteico por lo que se recomienda su consumo en la infancia, adolescencia, embarazo o lactancia, cuando las necesidades de proteínas se ven incrementadas. Es adecuada para personas que deseen bajar de peso porque contiene pocas calorías. Es muy beneficiosa para el aparato circulatorio debido a que posee vitamina B3 o niacina.
Sabíais que todas las variedades de pimientos empiezan siendo verdes y cuando maduran cambian el color a rojo o amarillo, pero es la misma planta. Los pimientos rojos al tener más tiempo de maduración poseen tres veces más de vitamina C que los verdes y nueve veces más de vitamina A. También tienen un sabor más dulce pero tienen el inconveniente de ser más caros que los verdes.
Este plato se puede congelar, se puede llevar en tupper al trabajo y calentar en microondas.
Es una receta apta para personas celíacas.


Si te ha gustado esta entrada, te invito a suscribirte por correo electrónico para recibir todas las novedades del blog en tu bandeja de entrada.
---

6 comentarios:

  1. una receta muy sana me encanta bssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Nati, siempre tan amable con tus comentarios;)

      Eliminar
  2. ¡Pero qué receta tan rica, baja en calorías y fácil de cocinar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anímate a prepararla María verás como os gusta! Un beito.

      Eliminar
  3. Muy rica con el gusto de los pimientos me encanta, saludos

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias Maria Jose, por cierto he visitado tu blog que no lo conocía y me ha encantado, la última receta buenísima, me gustan mucho los platos fríos.
    Estamos en contacto. Besos

    ResponderEliminar