martes, 4 de marzo de 2014

Arroz negro en olla rápida

Siempre que hago arroz negro utilizo la olla rápida y el motivo es que no me gusta manchar muchos cacharros cuando cocino y tampoco me gusta estar durante horas en la cocina. Para este arroz empleo chocos o sepias que tienen una carne bastante dura y necesitan mucho tiempo de cocción. En la olla rápida este tiempo se reduce considerablemente. La verdad es que el arroz sale buenísimo con ese sabor a choco tan característico. Probad a hacerlo de esta manera y ya me contaréis si os ha gustado el resultado.


Ingredientes:

- 1Kg de chocos o sepias
- 5 tacitas de las de café de arroz
- 6 tacitas de las de café de agua
- 1 cebolla mediana
- 2 dientes de ajo
- 3 cucharadas soperas de aceite
- 2 sobres de tinta de calamar
- sal


Preparación:


Limpiamos los chocos, los abrimos y retiramos la jibia y las vísceras, separamos la cabeza y le quitamos la boca córnea que tiene entre los tentáculos. los lavamos y cortamos en trozos no muy grandes.
Picamos la cebolla, no hace falta que sea en trozos muy pequeños y los dos dientes de ajo. Echamos el aceite en la olla y sofreímos la cebolla y el ajo, añadimos los chocos cortados, cerramos la olla y cuando suba la válvula bajamos el fuego y dejamos cocer quince minutos.


Comprobamos que los chocos estén tiernos pinchando con un tenedor y si hace falta los ponemos a cocer otro poco. Tienen que estar blandos porque con el arroz no se van a pasar mucho más. Añadimos las dos bolsas de tinta de calamar, el arroz y damos unas vueltas para que se impregne del sabor del choco, ponemos la sal sin pasarnos, es mejor rectificar luego y añadir más si hiciese falta. Echamos el agua y tapamos la olla. Cuando suba la válvula de nuevo dejamos cinco minutos a fuego lento.
Dejamos reposar el arroz unos diez minutos y a comer.



Curiosidades:


Yo siempre utilizo chocos porque me los trae mi marido, un gran aficionado a la pesca submarina., de todos modos si no tenéis chocos podéis utilizar calamares o potas, lo que encontréis en el mercado. Son muy cómodos porque se pueden congelar y así los tenéis siempre a mano.
Las bolsas de tinta de calamar las podéis encontrar en los supermercados en la sección de congelados. 
La sepia tiene una carne muy sabrosa parecida al calamar pero con menos contenido en colesterol. Es un alimento muy nutritivo con proteínas de alto valor biológico, con vitaminas del grupo B y D y con minerales como el potasio, magnesio, calcio, hierro y fósforo.
Acompañada de una ensalada esta receta nos sirve perfectamente como plato único ya que nos proporciona todos los nutrientes necesarios.
Podéis dejarla hecha con antelación y calentarla en el micro o llevarla en tupper al trabajo.



Si te ha gustado esta entrada, te invito a suscribirte por correo electrónico para recibir todas las novedades del blog en tu bandeja de entrada.
---

No hay comentarios:

Publicar un comentario