martes, 31 de diciembre de 2013

Roscón de Reyes relleno de nata y trufa

Esta es una receta que no puede faltar en Navidad. Es un poco latosa de hacer, no porque sea difícil ni mucho menos sino por el tiempo que lleva prepararla.  No quiere decir que tengamos que estar todo ese tiempo cocinando, sólo hay que esperar a que suba la masa. Por eso todos los cinco de enero me pongo con el roscón desde que me levanto.
Con esta receta os sale un roscón muy grande pero yo prefiero hacer dos más pequeños y ponerles distintos rellenos.
No os desaniméis por estos tiempos de espera y  poneos manos a la obra, veréis como merece la pena.

Roscón de Reyes


Ingredientes:


Para la masa madre:


- 150 g de harina de fuerza
- 15 g de levadura fresca de panadería
- 100 ml de leche
- 1 cucharada de azúcar

Para la masa:


- 450 g de harina de fuerza
- 20 g de levadura fresca de panadería
- 90 ml de leche
- 80 g de mantequilla blanda ( a punto pomada)
Roscón de Reyes- 2 huevos
- 150 g de azúcar
- ralladura de limón
- 2 cucharadas de agua de azahar

Para decorar:


- un huevo batido
- guindas en almíbar
- almendras laminadas
- 4 cucharadas de azúcar con unas gotas de agua

Para el relleno de nata:


-400 ml de nata
- 4 cucharadas de azúcar

Para el relleno de trufa:


- 200 g de chocolate para postres
- 400 ml de nata





Preparación:


Lo primero es elaborar la masa madre, para ello templamos la leche y diluimos en ella la levadura, añadimos el azúcar y la harina y amasamos hasta obtener una bola. Metemos la bola en un bol con agua templada y esperamos unos minutos hasta que flote. Retiramos del agua y reservamos.
Para preparar la masa, en un bol amplio tamizamos la harina, le añadimos la levadura fresca deshecha en la leche tibia, los huevos, el azúcar, la mantequilla y las ralladuras de limón y de naranja. Amasamos y colocamos sobre la encimera de la cocina untada con aceite. También debemos aceitarnos las manos para que no se nos pegue la masa. Aunque se os pegue a las manos, no os preocupéis, continuad amasando y veréis como poco a poco la masa va cogiendo forma.Continuamos amasando hasta obtener una masa elástica.  Formamos una bola y la colocamos dentro de un bol tapado con un paño hasta que doble su tamaño,  si la habitación está caldeada con una hora será más que suficiente.
Pasado el tiempo de levado vamos a darle forma a nuestros roscones; para ello dividís la masa en dos partes iguales y formáis dos bolas. Dejáis  que reposen las bolas unos tres minutos. Pasado este tiempo damos forma a los roscones haciendo un agujero en el centro de cada bola con los dedos. Vamos levantando la masa y con su propio peso ya van tomando forma los roscones. 
Colocamos cada roscón en una fuente de horno forradas con papel sulfurizado y esperamos  hasta que vuelvan a doblar el volumen.
Ahora es el momento de decorarlos, pincelamos la superficie con huevo batido con mucho cuidado de no pincharlo y por encima colocamos montoncitos de azúcar mojado en un poco de agua, las guindas confitadas y la almendra.
Precalentamos el horno a 180º y horneamos durante unos veinte minutos. Una vez horneados los dejamos enfriar sobre una rejilla y los cortamos longitudinalmente para rellenarlos.
Uno de los roscones lo rellené de nata. Montamos la nata bien fría con el azúcar, la colocamos en una manga pastelera y vamos poniendo unos moñetes sobre el roscón. Tapamos con la otra mitad.


Roscón de Reyes

El otro roscón lo rellené de trufa. Para preparar la trufa disolvemos la tableta de chocolate con la nata en un cazo a fuego lento, la dejamos enfriar y metemos en la nevera. Cuando esté fría la montamos con una batidora de varillas, la metemos en la manga pastelera y rellenamos el otro roscón.

Roscón de Reyes


Curiosidades:



Lo más importante a la hora de hacer el roscón de reyes es el tiempo de levado. Una vez que tengamos la masa hecha tenemos que dejarla reposar en un sitio cálido y sin corrientes de aire, así crecerá sin problemas. Cuando le demos forma a nuestros roscones tienen que doblar el tamaño, para lo cual deben estar tapados con un paño y en un sito sin corrientes, yo los suelo meter dentro del horno apagado.
A principio la masa se pega mucho a los dedos, continuad amasando y no añadáis más harina de la necesaria, mojad las manos con aceite, continuad trabajando la masa y veréis como cederá sin problemas.
Cuando pinceléis el roscón con el huevo batido procurad no pincharlo porque perdería aire y se nos desinflaría.
Los roscones re reyes están muy buenos tal cual, sin relleno alguno y así  podéis introducir alguna sorpresa en el roscón, Una vez que le hayáis dado la forma al roscón, separáis con cuidado la masa e introducís las sorpresas.





Si te ha gustado esta entrada, te invito a suscribirte por correo electrónico para recibir todas las novedades del blog en tu bandeja de entrada.
---

1 comentario:

  1. Feliz noche de reyes Malena, menudos roscones te han salido y ademas rellenos con lo que mas me gusta la nata que en casa no es bien recibida por mis hijos , asi que mañana voy hacer dos, uno con nata y chocolate que es lo de ellos. bikiños

    ResponderEliminar