martes, 8 de octubre de 2013

Comer


Comer no es sinónimo de sobrevivir ingiriendo cualquier alimento con tal de saciar nuestras necesidades puramente biológicas. La cultura ha impregnado el mundo de la cocina y cada vez  es mayor la presencia de la gastronomía en nuestras vidas  frente a la mera ingestión. La cantidad de productos alimentarios que surgen día a día es inmensa. La industria alimentaria, cada vez con mayor empuje y presencia en nuestra sociedad, está innovando y creando productos nuevos, con distintas características y orígenes de lo más diverso, que tenemos a nuestra disposición en el supermercado más cercano.
Por otro lado, el abanico de posibilidades que nos ofrece la restauración y la hostelería en la actualidad es tan grande que sería una tarea imposible abarcar todas las propuestas que en este sentido se nos ofrecen cotidianamente ya sea desde las propuestas gastronómicas más complicadas y con un alto nivel de elaboración hasta otras más simples aunque no necesariamente menos interesantes. No obstante no se puede dejar pasar aunque sea de cuando en cuando la ocasión de visitar algunos locales cuya cocina  merece la pena disfrutar.

Esta sección irá orientada en esta doble dirección tratando sobre todo de dar a conocer todas las novedades en lo que se refiere a nuevos preparados alimenticios analizando sus características tanto nutricionales como organolépticas ( sabor, textura, aroma) y su aplicación práctica para elaborar nuevas recetas de cocina siempre desde una perspectiva divulgativa y sencilla.


La interculturalidad en la que nos movemos cada vez más evidente no solo enriquece nuestras vidas sino que también se hace patente en el ámbito alimentario. Nuestra dieta ha ido haciéndose más variada y ya no es excepcional acercarse a otras maneras de entender la gastronomía. Cocina mexicana, cocina italiana, recetas orientales cada vez más exóticas ya forman parte, aunque sea de manera ocasional,  de nuestros menús. Del mismo modo, frutas que no hace mucho tiempo nos resultaban totalmente desconocidas, tipos de arroces de lo más variado, distintas especies de pescados y mariscos, gelatinas y espesantes para repostería que ni sabíamos de su existencia, innumerables formas de elaborar el pan tanto en lo que se refiere a su cocción como a los ingredientes empleados,  clases de vinagres, aceites, especias, etc comienzan a resultarnos cada vez más familiares y a formar parte de nuestra cesta de la compra haciendo nuestros menús más variados y creativos.
   
    En esta parte del blog iré explicando las diferencias existentes entre las variedades de un mismo producto para jugar con diferentes posibilidades de uso en la cocina para lograr productos finales más atractivos, interesantes y divertidos. La innovación por lo general suele ir ligada al aumento de precio en aquellos productos de nueva aparición, por ello una preocupación que estará presente en esta sección es la conveniencia o no del uso de un determinado recurso sopesando la calidad del mismo y su relación con el precio. Teniendo en cuenta que la alimentación es la principal fuente de gasto de las familias, el aspecto económico de la dieta constituirá una preocupación constante como lo es en el día a día de todos nosotros. Es obvio que lo deseable sería cocinar sin considerar el dinero que nos vamos a gastar en ello, pero como esto no es así habrá que tener en cuenta un equilibrio entre el precio y las características nutricionales antes de comprar cualquier producto.

                La crítica de las modernas y abundantes opciones que se nos ofrecen bajo el nombre de comida rápida no siendo el objetivo principal de este blog tampoco se va a eludir. La innegable comodidad y el atractivo sabor que se nos ofrece desde estas propuestas, en especial orientadas hacia un público más joven y en muchas ocasiones disfrazadas como comida saludable, no debe hacernos olvidar los riesgos de un tipo de alimentación que si acabamos por incorporarla a  nuestros hábitos culinarios va a traer consigo consecuencias indeseables. En este sentido, propondremos otras alternativas que sin perder el atractivo de un sabor exquisito, vayan orientadas al objetivo de salvaguardar nuestra salud. En definitiva, se trata de saber seleccionar entre todas las opciones que nos ofrece el mercado, aquellas que nos van a proporcionar mayor calidad de vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada